La Guía para Principiantes al Link Building

Tim Soulo
Guide by
Tim es el CMO y Asesor de Producto de Ahrefs pero lo más importante es que es el mayor fanboy y el verdadero evangelizador de la compañía.
    Los enlaces son la moneda de cambio de la web. Las webs que tienen muchos son consideradas “autoridades” y se las recompensa con mejor posicionamiento en Google. Mientras que las que no las tienen, están destinadas a las tinieblas.

    Si estás empezando en SEO, entender el link building puede ser un gran desafío.

    Algunos SEO te dirán que crees gran contenido y esperes a que los enlaces lleguen de forma natural, otros insistirán en que la prospección estratégica de enlaces y contactar con emails segmentados es donde está el juego y, alguno te sonreirá misteriosamente y dirá una sola palabra: PBNs.

    Así que, ¿a quién deberías escuchar?

    Al igual que con muchas cosas en SEO, la respuesta correcta es “depende”. No hay una aproximación única correcta al link building y las tácticas que elijas dependerán en gran medida de tu industria, tu web, tus recursos y tus objetivos.

    ¿He hecho que las cosas sean más confusas de lo que ya eran?

    No te preocupes. Hemos creado esta guía de link building con los completos principiantes en mente y nos hemos asegurado de que está llena de consejos accionables que puedas empezar a implementar en el momento.

    Así que empecemos, ¿vale?

    Chapters


      Ya que es una guía para principiantes, tiene sentido empezar con lo más básico.

      ¿Qué es link building?

      Link building es el proceso de hacer que otras páginas enlacen a páginas de tu sitio para ayudarlas a posicionarse más alto en los resultados de búsqueda de Google.

      En general, puedes reducir la mayoría de las estrategias de link building “white hat” (sombrero blanco, o prácticas “correctas”) a dos pasos fáciles:

      1. Crea algo destacable (y, por tanto, merecedor de un enlace);
      2. Mostrárselo a las personas que tienen una web (y así podrán enlazarlo).

      ¿Por qué es importante el link building?

      Según Andrey Lipattsev de Google, los enlaces son uno de los principales factores de posicionamiento en Google. Así que si quieres que las páginas de tu sitio web posicionen alto en la búsqueda, casi seguro que necesitas enlaces.

      Google (y otros motores de búsqueda) ven los enlaces de otros sitios como “votos”. Estos votos les ayudan a identificar qué página de un tema dado (de los miles de páginas parecidas) merece posicionarse entre los primeros resultados de búsqueda.

      Como regla general las páginas con más enlaces entrantes tienden a posicionarse más alto en los resultados de búsqueda. Esto ha sido estudiado a gran escala por muchas empresas de SEO y la correlación entre el número de webs que enlazan a una página y su posicionamiento en Google siempre era positiva.

      Dominios de referencia vs. Tráfico de búsqueda

      Según nuestra investigación, las páginas con más webs enlazándolas tienden a recibir más tráfico de búsqueda.

      Así que los enlaces son importantes, es algo que se da por hecho.

      Pero, ¿por qué es tan importante conseguirlos?

      Quiero decir, las webs tienden a enlazarse entre ellas de forma natural, ¿no? Solo llevas unos pocos párrafos en esta guía y ya me has visto enlazar a dos páginas distintas.

      Bien, en un mundo ideal, la página más valiosa de cualquier tema siempre conseguiría el mayor número de enlaces y se posicionaría #1 en Google. Mientras que las páginas de menos calidad no recibirán tantos enlaces y se posicionarán peor.

      Pero no vivimos en este mundo ideal. Y hay dos razones principales por las que las páginas con el mayor número de enlaces no son necesariamente las mejores.

      1. El Círculo Vicioso del SEO

      Adivina cómo elegí las dos páginas que he enlazado arriba. ¿Crees que estudié miles de páginas parecidas de cada tema para elegir las mejores? ¡Claro que no! Hice una búsqueda rápida en Google para lo que quería referenciar, abrí un par de las páginas en las primeras posiciones para verificar que decían lo que necesitaba que dijeran y enlacé a la que me parecía que encajaba mejor.

      Y así es cómo las dos páginas mejor posicionadas recibieron un nuevo enlace, lo que aseguró más su alto posicionamiento en Google. 

      Lo llamamos “El Círculo Vicioso del SEO”. E hicimos una investigación para probar que es algo real.

      En el momento que se publica, tu página maravillosa está de forma inmediata en una gran desventaja contra las que mejor posicionan en Google para el mismo tema. Y si quieres romper este círculo vicioso, tienes que ser proactivo a la hora de adquirir backlinks a la misma.

      2. Tus competidores están probablemente comprando enlaces

      Pongamos que tu página ha recogido muchos enlaces de forma natural (sin link building de por medio) y ahora posiciona en el #1 en Google para este tema.

      Bien, ¿adivina qué? La página de alguna otra persona posicionaba en el puesto #1 antes de que llegaras. Y su propietario está probablemente buscando recuperar ese puesto consiguiendo algunos enlaces de calidad a su página.

      Es la misma historia con el propietario de la página en la posición #3, que estaba en la posición #2. No están felices con esto y probablemente empezarán a conseguir enlaces para arreglarlo.

      Y aunque tu página puede ser en realidad diez veces mejor que sus páginas (que es por lo que consiguió tantos enlaces naturales en primer lugar) tus competidores aún pueden desbancarte si tienen la suficiente habilidad a la hora de conseguir enlaces.

      Puedes no hacer nada y lamentarte por lo injusto que es el mundo o levantarte y pelear de vuelta.

      Los enlaces no son la respuesta a todo

      Con este capítulo de introducción puede parecer que para posicionar en el #1 de Google todo lo que necesitas es conseguir más enlaces entrantes que las páginas que ya están ahí.

      Y aunque es cierto hasta cierto punto, en realidad hay más matices.

      Además de que no todos los enlaces son iguales (hablaremos más de esto en el Capítulo 3), los motores de búsqueda tienen en cuenta muchas otras variables cuando posicionan páginas. Y la mezcla de estas variables puede en realidad depender del tipo de búsqueda en la que te quieras posicionar.

      Así que si consigues muchos enlaces a tu página y aún así se posiciona mal, no culpes a esta guía por confundirte. Mira otros factores de posicionamiento que puedan evitar que posiciones bien.


      Hay muchas tácticas y estrategias que te ayudarán a conseguir enlaces de otras webs a tus páginas. En este capítulo, aprenderás cuáles son estas tácticas y estrategias, la lógica detrás de las mismas y cuán arriesgado puede ser usarlas.

      Conceptualmente, la mayor parte de tácticas y estrategias para conseguir enlaces entran en una de las cinco siguientes categorías: Añadir (Add), Pedir (Ask), Comprar (Buy), Ganar (Earn) y Mantener (Preserve).

      1. Añadir enlaces

      Si puedes ir a una web que no te pertenece y poner tu enlace manualmente, eso es lo que llamamos “añadir” un enlace. Las tácticas más comunes que encajan en esta categoría son:

      • Envíos a directorios de empresa;
      • Creación de perfiles sociales;
      • Comentar en blogs;
      • Publicar en foros, comunidades y sitios de preguntas y respuestas (Q&A).
      • Crear listados de búsqueda de empleo;
      • etc.

      Conseguir enlaces con estas tácticas es muy fácil de hacer. Y por esa misma razón, estos enlaces suelen tener un valor muy bajo a los ojos de Google (y en algunos casos incluso pueden ser marcados como SPAM).

      Además de esto, este tipo de enlaces apenas te dan ninguna ventaja competitiva. Si puedes ir a una web y añadir un enlace manualmente, nada evita que tus competidores hagan lo mismo.

      Sin embargo, no deberías ignorar este grupo de tácticas de link building por completo. Cada una en realidad puede ser bastante beneficiosa para tu negocio online por razones distintas a la adquisición de enlaces.

      Me explico mejor con unos pocos ejemplos:

      Enviar tu web a directorios de empresas 

      Deberías resistir las prisas de añadir tu website a cada directorio de empresas que hay solo por conseguir otro enlace. En lugar de eso, enfócate en los que son conocidos, tienen tráfico y por tanto pueden de verdad llevar usuarios a tu web.

      Por ejemplo, si eres el propietario de un pequeño negocio y te has enterado de un directorio de negocios locales donde otros emprendedores consiguen sus leads, deberías incluir tu negocio ahí. Y ese único enlace probablemente te dará mucho más ”valor SEO” que enviar tu sitio a una lista de directorios genéricos de empresa que has encontrado en un foro SEO cualquiera.

      Crear perfiles sociales profiles para tu negocio

      Es una buena práctica reclamar tu nombre de marca en todas las grandes plataformas de redes sociales (Twitter, YouTube, Slideshare, Instagramy otras parecidas) tan pronto como sea posible. De lo contrario, los usurpadores pueden robarlos una vez que tu marca sea conocida. 

      Es por esa misma razón que las imágenes de nuestro equipo en Instagram salen en  “ahrefscom”, en lugar de “ahrefs”. Alguien nos lo arrebató y no hemos sido capaces de reclamarlo—todavía.

      Nuestra página de perfil en Instagram, que tiene un enlace a nuestra web.

      Nunca nos hemos preocupado de promocionar nuestro perfil de Instagram y a pesar de eso de alguna forma tiene enlaces de más de 70 webs. Esto la convierte en una página más bien “fuerte” de la cual tener un enlace (más sobre el valor de los enlaces en el Capítulo 3):

      Captura de pantalla del Site Explorer de Ahrefs.

      Comentarios de blog

      Dejar un comentario elocuente en el artículo de alguien es una gran forma de que nos pongan en su radar y de arrancar una relación con ellos (lo que puede llevar a todo tipo de cosas buenas). Pero poner comentarios con el único propósito de meter con calzador un enlace a tu web solo hará que los dueños del blog te odien.

      Y además, los enlaces de los comentarios en blogs normalmente son nofollow (es decir, puede que no cuenten como “votos”). Así que si estás pensando en dejar un comentario a alguien solo para añadir un enlace—no lo hagas.

      Con suerte, estos tres ejemplos te darán una buena idea de cómo “añadir” tus enlaces a otras webs sin hacer spam.

      NOTA AL MARGEN.
      Mientras buscas más formas de “añadir” enlaces a otras webs, puedes llegar a tácticas que mencionen “web 2.0s” y “sitios de bookmarking” (guardar en favoritos). Esas cosas funcionaban hace unos 15 años, pero hoy no deberías perder el tiempo con ellas.

      2. Pedir enlaces

      Como el nombre sugiere, esto es cuando te diriges al propietario del sitio del que quieres un enlace y le das una razón convincente para enlazarte.

      Esa “razón convincente” es absolutamente esencial para este grupo de tácticas de link building. La gente a la que te diriges no se preocupa por ti y tu página web (salvo que seas algún tipo de celebrity) y no tienen incentivos para ayudarte.

      Así que antes de que les pidas que te enlace, pregúntate: “¿Qué van a ganar ELLOS?”.

      Aquí van algunas de las tácticas y estrategias de link building que entran en esta categoría, junto a una breve definición de la “razón convincente” en la que se basan.

      Todas estas estrategias parecen bastante fascinantes, ¿verdad? Pero tan pronto como mandes tu primera petición por email es probable que te enfrentes a la dura realidad—tu “razón convincente” no es lo bastante convincente.

      • Tu post invitado no es lo bastante bueno;
      • Tu recurso no es lo bastante único;
      • Tu “Rascacielos” no es lo bastante alto;
      • etc.

      Ya ves, para que estas tácticas de link building sean efectivas, necesitas crear una página realmente excepcional a la que la gente querría enlazar de forma natural. O tener mucha autoridad y credibilidad en tu espacio, lo que podría ayudarte a compensar la falta de notoriedad de tu página.

      Un comentario en nuestro caso de estudio sobre link building, sugiriendo que es más fácil pedir enlaces a la gente cuando eres una marca mundialmente conocida.

      Dado lo difícil que es persuadir a gente al azar para que te enlacen, muchos SEOs empezaron a buscar formas de endulzar el trato:

      • Ofrecer compartir su contenido en Twitter y Facebook;
      • Ofrecerse a promocionar su contenido en una newsletter;
      • Ofrecer acceso gratuito a productos o servicios premium;
      • Ofrecer un enlace a cambio;
      • Ofrecer dinero.

      Pero ofrecer este tipo de “beneficios extra” nos pone una zona gris de lo que se considera un “esquema de enlaces”, según las guías de Google:

      Y ahí lo tienes. Las formas legítimas de pedir enlaces tienen una baja tasa de éxito, pero tan pronto como intentas “endulzar el trato”, te metes en el campo de minas de Google.

      En este punto, puede parecer que te estoy disuadiendo de usar las tácticas y estrategias listadas en este grupo. No es eso. Trato de establecer las expectativas adecuadas, para que no te rindas después de enviar tu 10º email de contacto sin recibir respuesta. Realmente supone mucho esfuerzo recibir enlaces con estas tácticas sin romper las guías de Google.

      Voy a compartir un “hack” interesante que aprendí de Adam Enfroy mientras investigaba para esta guía. Antes de contactar con Pat Flynn, Adam enlazó a su web desde al menos diez artículos invitados que había escrito para blogs populares (algo que casualmente mencionaba en su email de contacto).

      Pay it forward” (devolver el favor) es una buena forma de describir lo que hizo aquí. Adam no escribió pidiendo: “¿Me entrevistarías en el podcast de SPI si te consigo 10 enlaces de calidad?”. Él simplemente lo hizo y consiguió diez enlaces de alta calidad para Pat independientemente del resultado.

      En resumidas cuentas, Adam consiguió una entrevista en el podcast de SPI. Y estoy seguro de que “devolver el favor” tuvo algo que ver en esto.

      3. Comprar enlaces

      Vamos a empezar directos desde el principio: ¡no recomendamos que compres enlaces!

      En el mejor de los casos, probablemente desperdicies mucho dinero en malos enlaces que tendrán cero impacto en tu posicionamiento; en el peor, conseguirás que penalicen tu sitio.

      Sin embargo, te estaríamos poniendo en desventaja si no revelamos el hecho de que mucha gente en la industria SEO “compra” enlaces de todo tipo de formas y se las ingenia para salirse con la suya.

      Dicho esto, no te enseñaremos cómo comprar enlaces de forma segura, si no que te educaremos en algunas de las maneras más arriesgadas de hacerlo. 

      Red de Blogs Privadas (Private Blog Networks)

      También conocidas como PBNs, son grupos de webs creadas y mantenidas con un único propósito: ser fuente de enlaces.

      Los enlaces de PBNs todavía funcionan bien en algunos nichos. Pero en los últimos años hemos visto como algunas voces defensoras de las PBNs se distanciaban de su uso. Se ha vuelto tan arriesgado que ya no merece la pena.

      Así que si alguien te ofrece comprar enlaces de un PBN (o comprar una PBN privada para ti), deberías decir “no”.

      Fiverr

      Hay cientos de gigsen Fiverr que te ofrecen enlaces “naturales, editoriales, contextuales, con alta autoridad, white hat”. Te dan todo tipo de garantías de que estos enlaces son legítimos y que impulsarán tu web a las primeras posiciones de Google rápidamente.

      Evítalos. Incluso si tu amigo lo probó y funcionó. Las mejores agencias de link building no venden sus servicios en Fiverr.

      SPAM de vendedores de enlaces

      Si tienes una web y has puesto tus datos de contacto, tarde o temprano vas a recibir emails que te ofrecen comprar enlaces. Como este:

      Querido revisa mis sitios y Hazme un pedido

      Hola,

      Tengo sitios de calidad en los que los ranking de Alexa son impresionantes. Puedo publicar tu post en mis sitios de calidad con un enlace Do-Follow y estatus indexado. Si estás interesado en mis sitios puedo escribir posts para el blog en cuanto reciba tu rápida respuesta.

      Revisa mis sitios de Mejoras para el Hogar y dame tu feedback, por favor.

      Enlace Do follow = sí.

      Espero una respuesta positiva por tu parte.

      Si te preocupas por el bienestar de tu web lo más mínimo, no compres enlaces de esta gente. Simplemente marca esos emails como “SPAM” y sigue.

      NOTA AL MARGEN.
      También puedes recibir emails de contacto de agencias legítimas de link building que usan exclusivamente estrategias white hat. Pero estoy seguro de que podrás distinguir una agencia SEO legítima de un vendedor de enlaces spamero.

      Con todo, la compra de enlaces es bastante habitual entre los SEOs, aunque su escala depende mucho del sector en que te muevas. Pero incluso aunque tus competidores paguen enlaces, no tienes por qué seguir al rebaño. No necesitas romper las guías de Google para posicionarte bien y conseguir tráfico de búsqueda.

      4. Ganar enlaces 

      Ganas” enlaces cuando otras personas enlazan a las páginas en tu web sin tener que pedírselo. Esto obviamente no pasa a no ser que tengas algo de verdad destacable que otros propietarios de webs quieran de forma genuina mencionar en sus páginas webs.

      Pero la gente no puede enlazar a cosas que no saben que existen. Así que no importa cómo de impresionante sea tu página, necesitarás invertir para promocionarla. Y cuanta más gente vea tu página, más alta será la probabilidad de que alguien termine enlazándola.

      Aquí van unas pocas tácticas y estrategias que entran en esta categoría:

      Se puede decir que ganar enlaces es la forma más fácil y efectiva de conseguirlos.

      Preferiría por mucho invertir mi tiempo y dinero en crear páginas de valor que provoquen el boca a boca y atraigan enlaces de forma natural, a trabajar en una serie de flujos de trabajo desoladores de prospección y contacto por email en espera de conseguir enlaces a una página mediocre.

      Toma este blog como ejemplo. Tres de nuestros cinco artículos más enlazados (excluyendo la página principal) son estudios de investigación basados en datos (es decir, linkbait):

      Los artículos más enlazados en el blog de Ahrefs vía Site Explorer de Ahrefs.

      Puedes argumentar que es fácil para Ahrefs recomendar ganar enlaces de forma natural con linkbait, dado que tenemos:

      • Gran cantidad de datos propietarios, que podemos usar para estudios de investigación;
      • Un equipo de profesionales con conocimientos, que nos pueden ayudar a crear recursos de valor;
      • Una marca de confianza, que automáticamente da credibilidad a todo nuestro trabajo;
      • Una audiencia bastante grande para promocionar nuestro contenido (y arrancar el boca a boca).

      Aunque estas cosas nos ayudan muchísimo, ninguna de ellas son un requisito previo para ganar enlaces. Cualquiera puede crear contenido notable y ganar enlaces si siente pasión por el tema y un poco de determinación.

      Allá por 2015 pasé docenas de horas encuestando a 500 bloggers sobre el “ROI (retorno sobre la inversión, o return on investment) del guest blogging”. Después publiqué esta “investigación” en mi blog personal y generó enlaces desde más de 100 sitios. Eso era más de del doble de enlaces que mi artículo más enlazado por aquel tiempo.

      Ese número de enlaces puede que no te impresione, pero fue un gran éxito para mí por aquellos tiempo—un blogger autónomo, sin una marca reconocida, sin mucha audiencia o los bolsillos llenos.

      Pero, ¿qué pasa si te esfuerzas por tener ideas de activos enlazables que atraerían el interés de la gente en tu sector y te harían ganar enlaces naturales? ¿O si copiaste una idea de linkbait de otra persona y no funcionó?

      En ese caso, merece la pena dedicar tiempo reforzando tu conocimiento del sector para conseguir un mejor entendimiento de lo que puede emocionarles. No pierdas el tiempo en busca de estrategias mágicas para atraer enlaces para contenido aburrido—no funcionará.

      5. Mantener enlaces 

      Como su nombre indica, este último grupo de tácticas se enfoca en preservar todos los enlaces que has ganado duramente. Alguien puede argumentar que revivir tus enlaces perdidos no se puede catalogar como “link building”. Pero como se suele decir, “dinero ahorrado, es dinero ganado”.

      Solo hay dos formas de mantener enlaces:

      Vamos a repasar brevemente las dos:

      Reclamar enlaces

      Los enlaces no duran para siempre. La página que te está enlazando puede ser actualizada, desindexada o borrada. Como resultado, tu enlace desde esa página dejará de existir.

      Un enlace perdido a nuestro artículo del blog, encontrado víaSite Explorer.

      Eso es por lo que puede que quieras prestar atención a tu perfil de enlaces y recibir alertas cuando cualquiera de tus enlaces desaparece. De esa forma puedes contactar al propietario de la página web y tratar de conseguir que restauren tu enlace.

      Arreglar las páginas 404 que tienen enlaces

      Las páginas en tu web tienen las mismas probabilidades de desaparecer. Ya sea a propósito o por accidente, algunas de tus páginas pueden acabar siendo borradas. Y como los enlaces que apuntan a una página 404 no traen ningún valor SEO a tu web, puede que quieras resolver el asunto.

      Para encontrar tus páginas 404 con enlace, abre el informe “Mejor por enlaces” (best by links) en Site Explorer y aplica el filtro “404 no encontrado” (404 not found):

      Parece que tenemos unos cuantos artículos muertos con backlinks externos en el blog de Ahrefs.

      Todo lo que necesitas hacer aquí es o restaurar estas páginas o hacer una redirección 301 a la página más relevante de tu sitio.

      nota importante

      Hay algo de evidencia real que sugiere que Google puede pasar cierto valor de enlace a una página incluso aunque un enlace deje de existir. Este fenómeno se conoce como “ecos de enlace” o “fantasmas de enlaces” y en esencia disuade a la gente de monitorizar sus enlaces perdidos.

      Bien, esta es nuestra postura sobre el tema. Si has perdido un enlace importante que enviaba usuarios a tu web o servía como “prueba social” de algún tipo, por supuesto que deberías intentar restaurarlo. Pero en la mayor parte de los casos, será mejor que dediques tu tiempo a adquirir nuevos enlaces que a mantener los antiguos.


      Así que acabas de aprender montones de formas diferentes de conseguir enlaces a tu sitio. Pero lo que necesitas recordar es que los backlinks son medios para un fin. Estás consiguiéndolos porque los enlaces actúan como “votos” y ayudan a Google a identificar las páginas más merecedoras de posicionar alto en los resultados de búsqueda.

      Sin embargo, no todos los “votos” son iguales.

      Nadie sabe a ciencia ciertacómo Google mide exactamente el valor de cada enlace. Pero hay algunos conceptos generales a la hora de evaluar enlaces que la comunidad SEO cree que son ciertos.

      1. Autoridad
      2. Relevancia
      3. Texto Ancla
      4. Nofollow vs follow
      5. Ubicación
      6. Destino

      1. Autoridad

      Imagina que tu amigo acaba de lanzar un blog y ha enlazado a tu sitio desde uno de sus últimos artículos. ¿No es gran cosa, verdad?

      Pero, ¿qué pasa si el New York Times, El País o El Universal publicaran un artículo enlazando a tu página? Eso sería seguramente algo de lo que estar orgulloso.

      El punto es que percibimos que esas dos webs tienen diferentes niveles de “autoridad”. Tanto el New York Times, como El País o El Universal son publicaciones de prestigio mundial en las que confían millones de personas alrededor de todo el mundo. Mientras que el nuevo blog de tu amigo apenas recibe visitas.

      Así que, ¿cómo mide Google la “autoridad” de un sitio web (o una página web) que te enlaza? Bien, si los links son votos, entonces sería justo que si una página tiene más votos, transmitiera un voto más fuerte a otras páginas, no?

      Y ese es en realidad uno de los principios más importantes detrás del algoritmo de PageRank, que los fundadores de Google, Larry Page y Sergey Brin, concibieron allá por 1996.

      Había un plugin de navegador que mostraba la puntuación de PageRank de cualquier página web en una escala del 0 al 10. Pero en algún momento de 2014 Google lo retiró, dejando a la comunidad SEO preguntándose cuánta “autoridad” asignan a cada página web.

      Por suerte, muchos proveedores de herramientas SEO han desarrollado sus propias métricas de autoridad basadas en enlaces, que se basan en algunos de los mismos principios usados en el algoritmo original de PageRank.

      Las métricas de autoridad que tenemos aquí en Ahrefs son Domain Rating (DR, Rating de Dominio) y URL Rating (Rating de URL, UR). Ambas se miden en una escala de 0 a 100.

      Métricas de UR y DR de la página home de Ahrefs vía Site Explorer.

      El URL Rating de nuestra home es 87, lo que significa que es una página de elevada autoridad. Y el Domain Rating de ahrefs.com es 90, lo que se considera muy elevado (el DR de nytimes.com es 94).

      NOTA AL MARGEN.
       Algunos profesionales SEO también miran el tráfico de búsqueda para calcular su “prestigio”. La lógica es simple: si Google posiciona una web entre sus principales resultados de búsqueda y le envía tráfico, es probable que consideren que esa web tiene una alta autoridad.

      Como regla general, los profesionales SEO se esfuerzan en adquirir enlaces de webs y páginas que tengan alta autoridad, porque es más probable que esos enlaces ayuden a sus páginas a posicionarse más alto en Google.

      Pero, ¿significa eso que deberías evitar recibir enlaces de sitios y páginas con baja autoridad?

      Para nada. Esos enlaces no son “malos” de ningún modo. Simplemente tienen menos “peso” a los ojos de Google y por tanto tienen menos influencia en tu posicionamiento.

      La forma adecuada de usar las métricas de autoridad al conseguir enlaces es calibrar cuánto esfuerzo deberías invertir en conseguir un enlace de una web.

      Si tu amigo te pide que escribas un artículo bien documentado de 10.000 palabras para su nuevo blog (DR10), el enlace que acabarás recibiendo no merece la pena el esfuerzo. Pero si tuvieras la oportunidad de escribir ese mismo artículo para el NY Times, El País o El Universal (DR94, DR91 y DR82 respectivamente) por supuesto que deberías hacerlo.

      Una última cosa. Algunas personas se obsesionan con sus métricas de autoridad de enlaces un poco demasiado. Hasta el punto de preguntar a nuestro equipo de soporte preguntas como esta:

      Necesito incrementar mi UR ¿qué necesito hacer o cambiar?

      Si estás consiguiendo enlaces “para incrementar UR” estás persiguiendo el objetivo equivocado. Deberías construir enlaces con el objetivo de posicionarte más alto en Google. Mejor aún, deberías conseguir enlaces para ayudar a usuarios de otras webs a descubrir tu sitio.

      2. Relevancia

      Pongamos que tienes un blog sobre café y publicas una review de tu molinillo de café favorito. Más tarde, dos de tus amigos deciden enlazarlo. Uno desde su artículo “Las 10 Mejores Recetas de Café” y el otro desde su artículo “10 Consejos para Ahorrar Dinero”.

      ¿Cuál de las dos páginas sería un voto más fuerte a los ojos de Google (suponiendo que ambas páginas tengan la misma autoridad)?

      ¡La más relevante!

      Recibirías consejos sobre café de otro foodieantes que de un experto en finanzas personales, ¿no?

      Los profesionales SEO creen que la relevancia también se aplica al nivel de web. Y hay alguna evidencia real de eso en la página de Google “cómo funciona la búsqueda”.

      Si otras webs destacadas en el tema enlazan a la página, es una buena señal de que la información es de alta calidad.

      Esto significa que deberías intentar conseguir enlaces de webs que sean de alguna forma relevantes para ti, en lugar de perseguir cualquier oportunidad de enlace que se presente.

      3. Texto Ancla

      Solo en caso de que todavía no estés familiarizado con el término, el “texto ancla” (o “anchor text” en inglés) es un fragmento clickable de texto que te envía a otra página.

      En muchos casos, el texto ancla describe sobre qué es la página enlazada. Simplemente mira el texto ancla de mi enlace de hace unos pocos párrafos antes:

      Así que no es una sorpresa que Google use las palabras en el texto ancla para entender mejor en qué palabras clave merece posicionar la página referenciada. De hecho, la patente original de Google, habla sobre esto de forma bastante explícita:

      […] Google emplea varias técnicas para mejorar la calidad de búsqueda, incluyendo PageRank, texto ancla y proximidad de la información.

      Así que, ¿cómo puedes sacar ventaja del texto ancla cuando consigues enlaces?

      Bueno, no lo haces. Cuanto más intentes controlar cómo otras páginas te enlazan y meter con calzador las “palabras adecuadas” en los textos ancla de tus enlaces entrantes, más altas son las probabilidades de que Google te penalice por eso.

      Más aún, la mayoría de tácticas de link building white-hat te dan poco o ningún control sobre el texto ancla, lo que evita que te dispares a ti mismo en el pie.

      4. Nofollow vs follow

      Nofollow” (no seguir) es un enlace que le dice a Google que la página que enlaza no daría su voto a la página que referencia.

      Aquí puedes ver el cómo aparece este atributo de enlace en código HTML:

      Históricamente, Google no contaba lo votos de los “enlaces nofollow” (o eso decían). Entonces, en 2019, cambiaron a un modelo de pistas, lo que significa que algunos enlaces “nofollow” pueden ahora influir en tu posicionamiento en búsqueda.

      También introdujeron dos nuevos atributos de enlaces junto a este anuncio:

      • rel=“UGC — debería aplicarse a enlaces “generados por el usuario (user generated), por ejemplo, comentarios de blog y posts en foros.
      • rel=“sponsored” — debería aplicarse cuando es parte de un anuncio, patrocinio o alguna otra forma de acuerdo de compensación.

      Como regla general, quieres construir enlaces con “follow” (es decir, enlaces que no tengan ninguno de los atributos anteriormente mencionados), porque se supone que son los únicos que emiten votos.

      Sin embargo, si ves una oportunidad de conseguir un enlace nofollow de una página con alta autoridad, por supuesto que deberías hacerlo.

      Un buen ejemplo es Wikipedia, donde todos los enlaces salientes son nofollow. Conseguir un enlace de Wikipedia es increíblemente difícil, por lo que muchos expertos en SEO están convencidos de que esos enlaces son valiosos a los ojos de Google.

      5. Ubicación

      La patente reasonable surfer de Google (algo así como el “surfista racional’”) habla de cómo la probabilidad de que se haga clic en un enlace puede afectar a cuánta autoridad transfiere. Y la ubicación de un enlace en una página es una de las pocas cosas que pueden afectar a su CTR (ratio de clics, o Click-Through-Rate).

      Digamos que una página consiste en tres bloques: contenido, barra lateral y pie de página. Por regla general, los enlaces en el contenido recibirán más clics, porque el bloque de contenido es el que atrae más atención de los usuarios.

      Otra cosa que puede afectar el CTR de un enlace es cuán alto aparece en la página. Es más probable que los lectores sigan enlaces al principio del artículo, más que los que están al final.

      Y, finalmente, cuantos más enlaces tengas en la página, más competirán entre ellos por clics y eso diluye la autoridad que será transferida a otras páginas.

      Al igual que con el texto ancla, la mayoría de estrategias white-hat te dan poco o ningún control sobre la ubicación del enlace.

      Pero si estás escribiendo un artículo invitado para el blog de alguien, deberías incitar a los lectores a hacer click en tus enlaces. No solo para estimular el valor SEO de esos enlaces, también porque te enviará algo de tráfico de referencia.

      6. Destino

      Al conseguir enlaces para tu sitio, hay tres destinos donde puedes apuntarlos:

      1. Tu página principal;
      2. Tus activos enlazables;
      3. Las páginas que en realidad necesitas posicionar alto en Google.

      Y habitualmente las páginas que necesitas posicionar bien son también en las que es más difícil conseguir enlaces. Eso es porque la gente prefiere enlazar páginas informativas donde la audiencia puede obtener valor gratis, más que páginas comerciales donde la audiencia probablemente gastará su dinero. 

      De hecho, una de las preguntas más comunes en SEO es:

      ¿Cómo posicionar páginas aburridas?”

      Y aunque no hay una respuesta correcta única para esta pregunta, todo el mundo está de acuerdo en que deberías aprovechar el poder del enlazado interno para ayudar a tus “páginas aburridas” a posicionarse mejor.

      En otras palabras, consigue tantos enlaces como puedas a tus activos enlazables y dirige todo ese “link juice” (zumo o jugo de enlace) hacia las páginas que en realidad quieras posicionar con enlaces internos.

      Y ten en cuenta que cosas como la ubicación, relevancia y texto ancla también afectan al valor de tus enlaces internos. 


      En el capítulo dos, aprendiste unas cuantas estrategias diferentes de link building. Ahora vamos a ver unas pocas tácticas de link building accionables.

      1. Perseguir los enlaces de los competidores
      2. Crear activos enlazables
      3. Promoción de contenido
      4. Guest blogging (autor invitado)

      1. Perseguir los enlaces de los competidores

      La investigación de los enlaces de los competidores es una de las actividades más fundamentales en link building. Piensa en esto, la página mejor posicionada para la búsqueda deseada ya tiene todos los enlaces adecuados que han convencido a Google de su superioridad. Al estudiar sus enlaces puedes averiguar qué tácticas usar para obtener enlaces parecidos y desbancar a esa página.

      Y ahí es donde una herramienta SEO como Ahrefs es indispensable.

      Simplemente pon la palabra clave por la que quieres posicionarte en Keywords Explorer y haz scroll a la “SERP overview” (vista general de la página de resultados). Te mostrará cuántos backlinks (y sitios web enlazando) tienen cada una de las páginas mejor posicionadas.

      Número de backlinks y webs enlazando a cada página de los primeros resultados para “best productivity apps” (mejores apps de productividad).

      Haz clic en cualquiera de estos números y verás un informe listando todos los enlaces:

      A partir de aquí el curso de acción es doble:

      1. Intenta conseguir enlaces desde las páginas que enlazan a tus competidores;
      2. Estudia cómo fueron adquiridos esos enlaces y usa lo que aprendas para encontrar otras páginas parecidas para conseguir enlaces de ellas.

      Me explico con un ejemplo rápido.

      Una consulta de búsqueda por la que queremos posicionar es “SEO”. Actualmente el resultado de búsqueda #1 para esa consulta es la guía para principiantes de Moz, que tiene cerca de 300.000 backlinks desde más de 11.000 sitios web:

      Después de ordenar su lista de backlinks por tráfico de búsqueda de la página que enlace encontré este artículo enlazándoles, titulado “How To Learn Digital Marketing Skills (a Beginners Guide)”, o, en español, “Cómo Aprender Marketing Digital (una Guía para Principiantes)”.

      En base al contexto del enlace que se mostraba en la columna “Anchor and backlink” (Ancla y backlink), pude contactar al autor del artículo y ofrecerle referenciar la guía de Ahrefs para principiantes en SEO, para que sus lectores tuvieran más lugares donde aprender SEO.

      Lo siguiente que puedo hacer es encontrar otros artículos sobre el tema de “aprender marketing digital”, porque ahora sé que esas páginas ofrecen un lugar relevante para referenciar nuestra guía para principiantes en SEO.

      Así que abro Content Explorer y busco páginas con “learn digital marketing” (aprender marketing digital) en sus títulos. Lo que me devuelve 1.700 páginas que cumplen mis criterios:

      Después abriría estas páginas una a una y buscaría un lugar donde tenga sentido sugerir para el autor referenciar nuestra guía de SEO como un recurso valioso para su audiencia.

      Por eso, en esencia, es por lo que necesitas estudiar los backlinks de tus competidores, y así es cómo puedes aplicar lo que aprendas para conseguir enlaces a tus páginas.

      Otra táctica popular al hacer ingeniería inversa de los enlaces de tus competidores es estudiar sus activos enlazables. Para hacer eso, simplemente pon su nombre de dominio en la herramienta Site Explorer de Ahrefs y ve al informe “Mejor por enlaces” (best by links). Esto te mostrará cuáles de esas páginas han acumulado la mayor parte de enlaces.

      Las páginas más enlazadas en el blog de Ahrefs vía Site Explorer.

      Como puedes ver en la captura de pantalla de arriba, tres de las cinco páginas más enlazadas en el blog de Ahrefs (excluyendo la página principal) son estudios de investigación basados en datos. Eso te da una idea bastante buena del tipo de contenido que atrae enlaces en nuestra industria.

      En tu nicho el tipo dominante de activos enlazable puede ser completamente distinto—infografías, herramientas online, encuestas, cebo de ego (ego bait), etc. Tu trabajo es averiguar qué es y usar ese conocimiento para crear contenido enlazable para tu propio sitio web.

      Un último consejo que quiero compartir contigo en esta sección es estudiar los enlaces a la página principal de tus competidores. Habitualmente, cuando una página enlaza a la página principal de tu competidor, hay una buena probabilidad de que le puedas convencer de enlazar a la tuya.

      Aquí va un ejemplo de una oportunidad de enlace que descubrí en menos de sesenta segundos navegando por uno de los enlaces a la página principal de uno de nuestros competidores:

      Si eres detallista, bueno con la informática y te gusta un reto, entonces el SEO puede ser un gran trabajo remoto para ti.

      Algunos de los mejores lugares para aprender SEO son Search Engine Land, SEO Roundtable y Moz (que tiene guías gratuitas excelentes).

      Moz consiguió un enlace de un post que menciona lugares para aprender SEO. Contactar al autor de ese artículo y pedirles que añadan a Ahrefs a esa lista sería bastante natural, dada la cantidad de materiales educativos gratuitos sobre SEO que hemos publicado hasta la fecha.

      No me malinterpretes. No digo que cualquiera de estos ejemplos sean una forma segura de conseguir un enlace. Son simplemente oportunidades razonables para perseguir enlaces.

      2. Crear activos enlazables

      Es posible conseguir enlaces a cualquier página con bastante fuerza de voluntad y determinación, pero la vida es más fácil cuando tienes algo a lo que la gente quiere enlazar.

      Al hablar de activos enlazables la gente tiende a pensar en cosas muy específicas como:

      • Herramientas online & calculadoras;
      • Infografías, Infografías en GIF & “Mapas-con-gráficos;”
      • Premios & rankings;
      • Estudios & investigación;
      • Guías de “Cómo Hacer” & tutoriales;
      • Definiciones & términos acuñados;

      Pero yo argumentaría que el concepto de “activos enlazables” debería ser más flexible respecto a lo que puede ser calificado como tal. Quiero decir, una simple idea de tu artículo puede motivar a la gente a enlazarlo, así como la mera existencia de tu empresa o sus productos.

      Como ejemplo de lo anterior, aquí hay dos enlaces que conseguimos de nuestra guía sobre palabras clave long-tail:

      Y no dudes que Google Suggest sabe que una de las razones principales por las que la gente busca marihuana es para aliviar las migrañas. (Podrías argumentar que en el contexto de cannabis/marihuana, ni siquiera son de long-tail (de larga cola), que tiene todo que ver con la rareza y nada con la longitud de la palabra clave).

      De hecho, Ahrefs declara que el 92% de todas las palabras clave reciben 10 o menos búsquedas por mes.

      Cada enlace hace referencia a una parte distinta del mismo artículo, convirtiendo a ambas partes en “activos enlazables” por derecho propio:

      1. La idea de que las palabras clave no están definidas por su longitud, si no por su popularidad;
      2. Una estadística que extrajimos de nuestro propio estudio in-house.

      Y aquí hay dos ejemplos más de alguien que hace referencia a Ahrefs como una empresa y alguien que enlaza a uno de nuestros productos:

      Para empresas orientadas a productos como Ahrefs, un alta en la prueba gratuita es el principal call-to-action. 

      También puedes usar la herramienta Content Explorer de Ahrefs para identificar contenido escrito por un autor en concreto.

      Ninguno de estos enlaces fueron solicitados de forma alguna. Estas personas tomaron sus propias decisiones editoriales para enlazarnos, algo que fue motivado por el valor que estas referencias tenían para sus lectores:

      1. Para aprender más sobre un (de alguna forma confuso) concepto;
      2. Para estudiar la fuente de una estadística interesante;
      3. Para ver un ejemplo de un empresa orientada a producto;
      4. Para explorar un producto útil.

      Así que no te lances a desarrollar calculadoras, diseñar infografías o hacer encuestas para atraer backlinks a tu sitio web. Toma un momento para dar un paso atrás y revisar lo que ya tienes y ver si lo puedes “re-empaquetar” de forma que lo haga más notable:

      • ¿Qué hace que tu empresa destaque? ¿Está mencionado en la página principal? 
      • ¿Son tus productos únicos de alguna forma? ¿Tienes páginas dedicadas para cada producto que expliquen su singularidad y utilidad?
      • ¿Tienes ideas avanzadas sobre tu industria? ¿Están esas ideas verbalizadas en tu contenido? ¿Cuán buena es tu redacción en general?

      Es posible que haya muchas oportunidades para mejorar tus páginas existentes y hacerlas más merecedoras de enlaces antes de que inviertas tiempo y esfuerzo en crear “linkbait”.

      Pero, ¿qué pasa si te dan la tarea de crear un nuevo activo enlazable para una web? ¿Cómo te aseguras de que aquello que creas será útil?

      Bueno, como ya compartí en la sección anterior, deberías empezar estudiando los activos enlazables de tus competidores y averiguando qué les ha convertido un éxito. Deberías también revisar los formatos probados de los activos enlazables y ver si alguno de ellos sería un buen encaje en tu situación.

      Pero la investigación es la parte fácil. Una vez que te estableces con una idea prometedora, la ejecución es lo que importa. Y eso quedaría demasiado fuera del alcance de esta “guía para principiantes”. 

      3. Promoción de contenido

      No importa cuán “enlazables” sean tus páginas, la gente no puede enlazarlas sin antes descubrirlas. En otras palabras, incluso los mejores activos enlazables tienen que ser promocionados para atraer enlaces.

      En general, solo hay tres formas de promocionar tu contenido:

      1. Publicidad;
      2. Contacto;
      3. Comunidades.

      Publicidad

      Esto es bastante claro, ¿no? Puedes pagar dinero a plataformas como Google, Facebook y Twitter para conseguir usuarios para tu página. También puedes contactar a casi cualquier página donde tu audiencia pase el tiempo y atacarles con una oferta publicitaria.

      A cuanta más gente anuncies tu contenido, mayores posibilidades de que a alguien le guste.

      Solo hay un problema. Es casi imposible atribuir los enlaces adquiridos al dinero en publicidad que has invertido (incluso aunque lo hayamos intentado).

      Así que no es como si le pudieras prometer a tu jefe 10 enlaces de alta calidad a una página si estuviera de acuerdo en invertir 1.000 $ en Facebook Ads.

      Pero la página para la que intentas conseguir enlaces probablemente tiene algún propósito de negocio, ¿no?

      Aquí van tres razones comunes por los que las empresas invierten en crear contenido:

      1. Para conseguir registros & hacer crecer su audiencia;
      2. Para conseguir clientes & vender;
      3. Para hacer crecer el reconocimiento de marca & mejorar la fidelidad del cliente.

      Si tu pieza de contenido te ayuda con alguno de estos tres objetivos, no deberías tener problemas a la hora de justificar un presupuesto publicitario para ella.

      Y si una página dada no te ayuda con ninguno de estos objetivos, necesitas preguntarte a ti mismo cómo justificaste el gasto de tiempo y recursos para crearla en primer lugar.

      En otras palabras, los enlaces deberían ser un producto derivado de anunciar tu contenido, no el objetivo.

      Conctaco

      Contactar es probablemente la mejor forma de poner tu contenido frente a los “enlazadores””—gente que tiene sitios webs y puede enlazarte.

      Sí, las mismas personas pueden ser alcanzadas con publicidad, pero un email personal bien confeccionado puede ser bastante más efectivo si quieres incrementar tus posibilidades de recibir un enlace de su parte.

      No hay escasez de artículos que te enseñen cómo escribir buenos emails de contacto. También compartí mis reflexiones sobre la materia aquí en el blog de Ahrefs. Pero si pudiera darte un único consejo de contacto, sería este:

      En lugar de pedir descaradamente a alguien que enlace en ese mismo momento, intenta impresionarle con contenido que quiera revisar.

      Lo que quieres hacer es plantar en su cabeza de forma elegante una única idea de tu contenido para que quieran mencionarlo en un artículo futuro—algo como lo que hice cuando intentaba promocionar mi pequeño estudio de investigación:

      Comunidades

      Las comunidades pueden ser geniales para promocionar tu contenido a audiencias relevantes. Cualquiera que sea el sector en el que estés, probablemente haya un subreddit donde las personas con los mismos intereses pasen el rato, o quizá algunos grupos en Facebook, Slack o Discord. También puedes encontrar una comunidad independiente en ciertos nichos.

      Pero promocionar tu contenido en estas comunidades no es tan fácil como parece. No puedes simplemente unirte a una comunidad, dejar un link e irte. Te banearán en un segundo.

      Tienes que convertirte en un miembro activo de esa comunidad y ganar algo de respeto de sus residentes antes de que puedas promocionar ahí tu contenido. E incluso entonces, no deberías publicar cada nueva pieza de contenido que produzcas en este esta comunidad por temor a molestar a sus miembros y arruinar tu reputación. Así que asegúrate de que reservas esto solo para tus mejores trabajos.

      Otra estrategia es construir tu propia comunidad, que estaría feliz de recibir notificaciones de cada nueva pieza de contenido que publiques. En Ahrefs le damos a la gente tres opciones para conectar con nosotros:

      1. Síguenos en Twitter;
      2. Únete a la newsletter de nuestro blog;
      3. Únete a nuestro grupo privado de Facebook.

      Estos tres “canales” les dan a nuestros artículos recién publicados algo de tracción inicial. Pero nos llevó unos pocos años construirlos.

      4. Guest blogging (autor invitado)

      Todo blogger quiere publicar contenido de alta calidad que dé valor a su audiencia, ¿no? Pero hacer eso de forma consistente es un reto enorme. Esto es parte de la razón por la que muchos dueños de blogs aceptan artículos invitados en sus blogs.

      El guest blogging se ha convertido en algo tan popular en el mundo SEO y ha sido explotado hasta límites tan absurdos que el antiguo director del equipo de Google webspam declaró por todo lo alto su muerte inminente allá por 2014.

      Así que ha dejado de funcionar: el guest blogging está acabado”

      Matt Cutts
      Matt Cutts, Former Head of Web Spam, Google

      Y a pesar de eso, aquí estamos en 2021 y todos los practicantes del link building con los que he hablado aún consideran el guest blogging como una de las formas más efectivas de conseguir enlaces.

      Todo lo que tienes que hacer para estar en gracia con Google es elegir blogs legítimos y ofrecerles contenido que estarías dispuesto a publicar en tu propia web. Pagar a alguien 10$ por un artículo de 500 palabras y enviarlo a un blog de tercera fila sin tráfico ni seguidores ya no pasa el corte.

      Pero hay un problema: los blogs legítimos no necesitan tus artículos invitados. Les va bastante bien por su cuenta, que es exactamente por lo que son “legítimos”.

      Así que, ¿cómo les convences de publicar tu contenido?

      Bien, además de tener algo de verdad interesante que decir, junto a alguna habilidad de redacción y experiencia, tengo dos buenos consejos que deberían ayudarte:

      1. Empieza desde abajo

      Es improbable que los principales blogs en tu industria se tomen tu propuesta en serio salvo que tengas una trayectoria sólida de artículos publicados en blogs parecidos.

      Así que antes de presentar tu propuesta al blog #1, intenta que te publiquen en el #2 primero. Y antes de que te ofrezcas al #2, intenta que te publique el #3.

      ¿Ves a dónde quiero ir? Tienes que empezar por los blogs menos conocidos en tu industria y escalar progresivamente hacia arriba.

      Y si te cuesta encontrar esos blogs menos conocidos, tenemos una herramienta potente para ayudarte: Content Explorer.

      Sigue tres pasos fáciles: 

      1. Busca una palabra o frase que los blogs en tu industria probablemente mencionen en los títulos de sus artículos;
      2. Establece el “Domain Rating” en un rango de 30–40;
      3. Usa el parámetro “One page per domain” (una página por dominio) para ver solo un artículo de cada blog.

      Como puedes ver en la captura de pantalla de arriba, buscar por la palabra “steak” (filete) devuelve 9.227 páginas de webs con puntuaciones de DR de 30 a 40.

      Ahora, todo lo que necesitas es examinar los blogs que están ahí y estimar tus posibilidades de que te publiquen en ellos. Si el blog parece demasiado débil o demasiado fuerte para ti, siempre puedes ajustar el filtro de DR hasta que encuentres el punto dulce de “autoridad” de blog con el que te sientas cómodo para presentar una propuesta.

      Para acotar más los resultados puedes intentar usar el filtro de “Website traffic” (tráfico web), lo que te ayudará a enfocarte en blogs que reciban cierta cantidad de tráfico de Google (estimado por Ahrefs).

      2. Haz una oferta irresistible

      Como mencioné antes, todos los bloggers quieren publicar contenido de alta calidad que sea útil para su audiencia. Así que cuanto mejor sea tu contenido, más posibilidades de que te publiquen.

      Y a pesar de esto, la mayoría de los bloggers populares reciben docenas de propuestas de posts invitados parecidos cada semana que les ofrecen “contenido de alta calidad, único y valioso” (que en realidad no es para nada bueno). Así que, ¿cómo destacas entre todo el ruido y captas la atención de los bloggers populares con tu propuesta de post invitado?

      Bueno, una de las mejores formas de hacerlo es encontrando un  “content gap” (o brecha de contenido)—un tema popular que traiga mucho tráfico de búsqueda a uno de sus competidores, pero que no cubran en su propio blog.

      Aquí en Ahrefs tenemos una herramienta útil que te ayuda a encontrar huecos o brechas de contenido entre las páginas web, con un nombre muy directo: Content gap.

      Pongamos que decides hacer una propuesta de artículo invitado a Brian Dean. Podrías usar esta herramienta para descubrir qué temas envían mucho tráfico de búsqueda al blog Ahrefs que Brian no ha cubierto:

      1. Introduce el sitio de Brian en Site Explorer;
      2. Ve a la herramienta Content Gap;
      3. Introduce el blog de Ahrefs como competidor;
      4. Pulsa en “Show keywords” (mostrar palabras clave);
      5. Busca palabras clave que atraigan tu interés;
      6. Pulsa el símbolo de intercalación (caret, ^) en la página para comprobar el tráfico orgánico

      Y ahí lo tienes. En cuestión de segundos, has encontrado un gran tema que trae 11.000 visitas mensuales al blog de Ahrefs, pero que aún no se ha cubierto en el blog de Backlinko.

      Proponer este tema específico a Brian y explicar cómo tu artículo destacaría, mejorará drásticamente tus posibilidades de que te publiquen, en comparación con una propuesta genérica de post invitado del tipo “Puedo escribir un artículo de alta calidad para ti”.

      Otra forma interesante de destacar con tu propuesta de post invitado es ofrecerte a reescribir uno de sus antiguos artículos con menos rendimiento.

      ..en lugar contactar con una propuesta ofreciendo un post invitado a alguien…

      .. ¿encontrarías sus posts antiguos y desactualizados que se hundieron en tráfico de búsqueda y te ofrecerías para reescribirlos?


      Aunque sea técnicamente posible conseguir enlaces solo con un poco de cabeza y una cuenta de email, hay varias herramientas de link building que te ayudarán a hacer el proceso de conseguir enlaces más fácil.

      Vamos a revisar los cuatro tipos de herramientas que te pueden ayudar a conseguir enlaces:

      1. Herramientas de Investigación de Backlinks
      2. Herramientas de Investigación de Contenido;
      3. Herramientas de Monitorización Web;
      4. Herramientas de Contacto por Email.

      Como ya sabes, estudiar los enlaces de tus competidores es extremadamente útil al desarrollar una estrategia de link building accionable para tu propia web.

      El Site Explorer de Ahrefs está considerado como la herramienta de investigación de backlinks de preferencia de la industria.

      Introduce cualquier web o URL y recibirás una lista extensa de todos los backlinks hacia ella, con muchas métricas útiles y filtros que te ayudarán a encontrar oportunidades accionables de link building.

      Otras empresas de herramientas SEO que cuentan con su propio índice son Moz, Majestic y Semrush.

      2. Herramientas de Investigación de Contenido

      Las herramientas de investigación de contenido eliminan las conjeturas sobre la creación de contenido compartible, merecedor de enlaces. Puedes usarlas para encontrar ángulos de contenido que hayan generado muchos enlaces y compartidos y sacar ventaja de esos descubrimientos para crear tu propio contenido.

      El Content Explorer de Ahrefs cuenta con un índice enorme de más de 5.000 millones de páginas y te ayuda a descubrir fácilmente contenido notable en cualquier industria.

      Simplemente busca un tema del que quieras escribir en los títulos de las páginas y ordena los resultados por dominios de referencia (webs que enlazan). Estudiar esas páginas y sus enlaces debería darte muchas ideas sobre cómo hacer tu contenido mejor.

      Otra herramienta con una funcionalidad de alguna forma parecida es Buzzsumo. Sin embargo, prioriza compartidos en redes sociales sobre métricas SEO.

      3. Herramientas de Monitorización Web

      Las herramientas de monitorización web te alertan de páginas nuevas publicadas que mencionen tu palabra clave o nuevos backlinks que hayan adquirido tus competidores. Ambas alertas pueden servir como una gran fuente de oportunidades de link building.

      Ahrefs Alerts hace un trabajo bastante bueno con ambos tipos de alerta: backlinks y mención de palabras clave.

      Otras herramientas de monitorización online que puede que quieras probar son Google Alerts, Mention, y Brand24.

      4. Herramientas de Contacto por Email

      Las herramientas de contacto por email te ayudan a gestionar y hacer seguimiento de las campañas de link building. También simplifican el proceso de encontrar prospectos, crear plantillas de contacto, hacer seguimiento y más.

      Hay muchas opciones entre las que elegir, pero la herramienta correcta dependerá de tus tácticas y procesos, escala de operaciones y presupuesto.

      Preguntamos a nuestra comunidad en Facebook por sus favoritas y esto es lo que recibimos:

      Unas pocas herramientas de contacto por email que no fueron mencionadas por nuestra comunidad fueron Neverbounce y Clearout.io.

      Es hora de cerrar

      Esta guía ha superado las 10.000 palabras y aún así solo hemos arañado la superficie de lo que supone el link building.

      Sin embargo, esperamos que esta guía te haya aclarado muchas cosas y respondido la mayor parte de las preguntas más apremiantes que tuvieras sobre link building. Debería servir como una base sólida para aprender incluso más sobre link building.

      Quiero acabar dando las gracias (y un enlace) a un grupo de profesionales hardcore del link building que amablemente han accedido a compartir su experiencia de primera mano conmigo mientras investigaba para esta guía:

      ¡Gracias! 🙂

      Tra­duci­do por Iván Fanego, que en sus ratos libres analiza herramientas y tendencias en marketing y software y que acaba de lanzar el primer directorio de herramientas de WhatsApp Marketing.