¿Acabas de llegar? Visita nuestra guía de SEO para principiantes.

¿Qué es la redacción SEO? Cómo Ser un Mejor Redactor SEO

Fio Dossetto
Editora de marketing de contenido. Gran fan de Ahrefs. Dedicada a ayudar a la gente a crear contenido que verdaderamente sirva a su audiencia.
Article stats
  • Linking websites 4
Data from Content Explorer

Shows how many different websites are linking to this piece of content. As a general rule, the more websites link to you, the higher you rank in Google.

Shows estimated monthly search traffic to this article according to Ahrefs data. The actual search traffic (as reported in Google Analytics) is usually 3-5 times bigger.

The number of times this article was shared on Twitter.

    La redacción SEO es el proceso de investigar, delinear, crear y optimizar contenido para posicionar una keyword objetivo en Google y otros motores de búsqueda.

    El éxito de Google depende de entregar contenido que responda a las consultas de las personas de la manera más relevante posible. Si quieres que sea tu contenido el que la gente vea, ‘esparcir un poco de SEO’ como un añadido de último momento no te llevará muy lejos. En su lugar, debes integrar el SEO en tu proceso de redacción de contenido desde el principio.

    Esta guía cubre:

    Hay una gran cantidad de contenido que nunca es visto porque no se posiciona y, por lo tanto, nunca tiene la oportunidad de educar, ayudar, impresionar y convertir a nadie (además, no se refleja positivamente en tí, la persona que lo escribió).

    Por el contrario, escribir con el SEO en mente te ayuda a ganar tráfico orgánico y atraer lectores calificados y clientes potenciales a tu sitio web.

    Por ejemplo, el equipo de Ahrefs pasó los últimos 5 años haciendo crecer el blog de ~5,000 a ~555,000 visitas orgánicas mensuales. Este contenido se posiciona y lleva tráfico calificado al sitio, donde los clientes potenciales pueden aprender a usar Ahrefs para hacer crecer su tráfico y su negocio. Eventualmente, algunos de ellos tomarán acción registrándose.

    La redacción SEO se trata de investigar y escribir contenido que se posiciona en los motores de búsqueda, pero esto no significa que estarás escribiendo artificialmente para una audiencia de robots. Tu principal objetivo es comprender lo que buscan las personas para que puedas alinear tu contenido con sus necesidades.

    Aquí hay un marco de 5 pasos para principiantes que te ayudará a escribir un post de blog o un artículo con el SEO en mente. Para cada paso, agregué ejemplos de la guía que estás leyendo actualmente para que puedas ver cómo se desarrolla el proceso de investigación y escritura detrás de escena.

    1. Encuentra una keyword relevante para tu negocio y con potencial de tráfico
    2. Determina la intención de búsqueda
    3. Determina los subtemas que necesitas cubrir 
    4. Crea un esquema 
    5. Escribe tu artículo

    PD: notarás que escribir es sólo el último paso; eso es lo que debes hacer cuando escribes para SEO: para hacer un gran trabajo, primero debes ponerte el sombrero de investigador y averiguar lo que la gente está buscando, lo que esperan encontrar y lo que necesitarás escribir como resultado. Sólo entonces podrás comenzar a escribir.

    1. Encuentra una keyword relevante para tu negocio y con potencial de tráfico

    Empieza por identificar un tema que sea relevante para la empresa para la que estás escribiendo. Piensa en lo que la gente podría escribir en Google para encontrar tu producto o servicio: esta es tupalabra clave semilla.

    Por ejemplo, si escribes para una empresa que vende lámparas, tu palabra clave inicial podría ser simplemente “lámpara” o “lámparas”.

    Comienza tu investigación agregando la palabra clave semilla en Keywords Explorer de Ahrefs y usa el informe de Preguntas para encontrar ideas de palabras clave expresadas como preguntas. La mayoría de los resultados serán consultas informativas para las que puedes posicionar un post de blog. 

    También puedes usar el informe de phrase match para buscar consultas que contengan tu keyword semilla ordenada por volumen de búsqueda mensual. No siempre tiene sentido atacar estas palabras clave con una publicación de blog o un artículo: el formato depende de la intención de búsqueda (consulta el paso 2 debajo).

    Si tu sitio es relativamente nuevo, un buen punto de partida es reducir la lista filtrando las palabras clave con un Keyword Difficulty bajo (< 30) y altos volúmenes de búsqueda mensuales (+1000). Por lo general, estas serán las más fáciles de posicionar, sin dejar de tener potencial de tráfico.

    Por ejemplo, “mejores lámparas de escritorio” (best desk lamp) parece una palabra clave sólida con un buen volumen de búsquedas mensuales. Y si miramos la descripción general de la SERP, la página mejor clasificada recibe un estimado de más de 7,000 visitas mensuales de Google, por lo que hay un potencial de tráfico definido.

    Siguiendo el mismo proceso para esta guía, comencé con “SEO” como mi keyword semilla y finalmente encontré “redacción SEO” (SEO writing) en el reporte de Phrase match. Se convirtió en mi keyword elegida porque tiene un buen potencial de búsqueda y tráfico, es relevante para nuestra audiencia objetivo y actualmente no estamos posicionados para ella.

    2. Determina la intención de búsqueda

    Una vez que tengas una keyword principal con un buen potencial de tráfico, debes comprender lo que quieren las personas que la buscan. Esto se conoce comointención de búsqueda, y si tu contenido no coincide con él, es poco probable que Google lo clasifique en una posición alta.

    Puedes determinar qué páginas se ajustan mejor a la intención detrás de una palabra clave al observar los resultados en lo alto de la SERP e identificar lo que llamamos las 3 Cs de la intención de búsqueda: tipo de Contenido, formato de Contenido y ángulo de Contenido.

    Tipo de contenido

    El tipo de contenido (p. Ej., landing page, post de blog/artículo, video, etc.) que se ubica en las primeras posiciones te indica exactamente lo que necesitas crear.

    Si encontraste tu palabra clave en el informe de Preguntas, los resultados principales casi siempre serán publicaciones de blog, artículos o videos que brindan información a los usuarios que realizan búsquedas en modo de aprendizaje:


    Sin embargo, si usaste el reporte de Phrase match, es posible que encuentres palabras clave que no tienen intención informativa, lo que significa que no te posicionarás con un post de blog. Por ejemplo, la SERP sugiere que las personas que buscan “lámparas de mesa” están en modo de compra, porque los resultados mejor clasificados son las páginas de categorías de comercio electrónico.

    Formato de contenido

    El formato más común (p. ej., instrucciones, lista, artículo de opinión) en las primeras posiciones guiará tu decisión sobre cómo estructurar tu contenido. Por ejemplo, la mayoría de los resultados para “la mejor lámpara de escritorio” son listas, por lo que eso es lo que necesitas publicar.

    Ángulo del contenido

    Busca temas recurrentes en las páginas mejor clasificadas y toma nota de su perspectiva u opinión única. Por ejemplo, un ángulo común para “cómo revelar una fotografía” (how to develop film) es que puedes hacerlo en casa.

    Para esta guía, la intención de búsqueda detrás de “redacción SEO” fue bastante clara:

    Tipo de contenido  → post de blog/artículo
    Formato de contenido → guía/instrucciones
    Ángulo de contenido → guías completas; técnicas para principiantes y/o escritores que son nuevos en el SEO

    Para satisfacer la intención de búsqueda y tener una mejor oportunidad de posicionar, elegí hacer de este un recurso de SEO integral para escritores en lugar de, digamos, hacer un roundup de citas o una lista de los mejores consejos de redacción.

    NOTA DEL EDITOR

    La intención de búsqueda es un factor de clasificación que generalmente se pasa por alto y que también te ayuda a volver a optimizar el contenido existente.

    Por ejemplo, nuestro artículo  “¿Qué es SEO?” comenzó como un roundup de más de 40 SEOs que respondieron a la pregunta y dieron su propia definición. Cuando volvimos a analizar la intención de búsqueda después de unos meses, nos dimos cuenta de que nadie realmente quería más de 40 definiciones: en su mayoría querían aprender, y esta brecha entre su intención y nuestro contenido probablemente estaba frenando la pieza.

    Así que reescribimos la página para adaptarla más a la intención de búsqueda, y el tráfico se disparó prácticamente de la noche a la mañana.

    Joshua Hardwick
    Joshua Hardwick
    Head of Content

    3. Determina los subtemas que necesitas cubrir

    En este punto, tienes una palabra clave principal sólida y conoces el tipo, formato y ángulo del contenido que vas a escribir.

    Mantén tu sombrero de investigador puesto un poco más: ahora vas a investigar las páginas mejor posicionadas (tus ‘competidores’ para esta palabra clave) y la SERP para determinar los subtemas que necesitas cubrir.

    Utiliza un documento, un editor de texto o una hoja de cálculo para anotar la siguiente información. 

    Método 1: Analiza el contenido y los títulos de tus competidores 

    Tener una lista de títulos te ayuda a comprender el contenido de un competidor de un vistazo y tener una idea de los subtemas que puedes necesitar cubrir en tu artículo. Además, puedes obtener algunas ideas sobre cómo hacer que el tuyo sea mejor, más útil y más original.

    Visita las páginas mejor clasificadas y observa sus esquemas (es decir, encabezados). Puedes usarla barra de Herramientas de SEO gratuita de Ahrefs para visualizar rápidamente los encabezados en cualquier página. Haz clic en el icono de checklist para abrir el informe de la información on-page, desplázate hacia abajo hasta que veas una lista de encabezados y toma nota de los temas comunes.

    Para esta guía, la mayoría de los artículos en el top incluían un subtítulo de “¿Qué es la redacción SEO?”, lo que me dijo que necesitaba incluir la definición, ya que parece ser lo que interesa a los buscadores.

    Método 2: Revisa las cajas PAA 

    Regresa a Google y busca tu keyword principal. La función de preguntas relacionadas, o People also ask (PAA), puede darte una idea de lo que las personas pueden tener en mente mientras realizan su búsqueda: 


    No tienes que responder todas las preguntas que veas, pero puedes tener una mejor idea de lo que la gente espera encontrar en tu página. En el ejemplo anterior, parece que las personas buscan contenido nuevo (“2020”).

    Método 3: Encuentra en qué se posicionan tus competidores

    Saber para qué otras palabras clave están rankeando las páginas de tus competidores te ayuda a asegurarte de cubrir el tema sin dejar de lado nada importante. 

    Puedes encontrar información sobre los rankings de keywords pegando las URLs mejor posicionadas enla Herramienta de Content Gap de Ahrefs y haciendo clic en ‘Mostrar palabras clave’ o “Show keywords”.

    Busca puntos en común entre las páginas mejor clasificadas. Aquí, no estás buscando keywords para simplemente ‘esparcirlas’ en tu contenido, sino subtemas que pueden necesitar ser incluidos en tu esquema.

    4. Crea un esquema

    Si seguiste los pasos anteriores, tendrás:

    • Una keyword principal
    • El formato, tipo y ángulo de tu contenido
    • Subtemas relevantes para cubrir

    Ahora es momento de crear un esquema. Abre un nuevo documento de Google (o cualquier editor de texto que utilices) y escribe un título provisional en la parte superior de la página. Esto te ayuda a aclarar y tener en cuenta el ángulo principal al escribir.

    A continuación, escribe una estructura de encabezado lógica utilizando un enfoque de “pirámide invertida”. Comienza con la información más sustancial e importante sobre el tema, y ​​continúa construyendo tus argumentos y explayándote lógicamente a lo largo del artículo.

    En mi caso, comencé con una definición de redacción SEO, expliqué por qué es importante y luego pasé a un conjunto lineal de pasos prácticos. La sección sobre consejos, que leerás en breve, es útil pero no crucial: un “es bueno saberlo” que se encuentra en la base de la pirámide.

    PRO TIP

    Si vas a tener retroalimentación sobre tu esquema, es útil desarrollar las secciones un poco más. Esto ayuda a tu editor a comprender cómo desarrollará tu contenido y estará en la misma sintonía que tú.

    5. Escribe tu artículo

    Finalmente has llegado a la etapa de escritura, donde vas a convertir el esquema en un borrador completo. Como redactor de contenido, ya sabes qué hacer, pero aquí hay algunos principios útiles que debes seguir:

    Escribe de forma natural y teniendo en cuenta a tu audiencia

    Para cuando llegue el momento de escribir, la mayoría de los elementos SEO clave que necesites ya estarán en su lugar, así que podrás concentrarte en escribir de forma natural.

    Usa un tono conversacional, evitando oraciones complicadas y “relleno” innecesario. Herramientas comoHemingway te ayudan a agudizar y simplificar tu trabajo, aunque no detectarán lenguaje técnico o especializado, por lo que tendrás que usar tu criterio.

    Recuerda tener en cuenta a tu audiencia. Por ejemplo, si tu pieza va dirigida a principiantes, piensa en los conocimientos que ya tienen frente a los que necesitas explicar. Puede ser útil imaginar a una persona real y escribir tu borrador para ella.

    Hablando de eso:

    Usa el vocabulario de tu audiencia

    Si no eres un experto en la industria para la que escribes, podrías elegir palabras o frases genéricas que no resuenen en los lectores y hagas que confíen menos en ti. Por ejemplo, si no estás familiarizado con el montañismo, es posible que no sepas que “llegar a la cima de una montaña” se llama “encumbrar”, pero una audiencia exigente definitivamente sí.

    Cuando careces de conocimientos de primera mano, puedes desarrollar tu vocabulario investigando el contenido existente:

    • Si estás escribiendo sobre productos físicos, lee reseñas en sitios de comercio electrónico como Amazon o mira videotutoriales en YouTube
    • Si vas a escribir acerca de un servicio (por ejemplo, software), echa un vistazo a foros especializados, blogs o grupos de medios sociales
    • Si el tema es realmente de nicho, considera la posibilidad de entrevistar a un experto en la materia y refleja su vocabulario en tu proyecto 

    Añade un elemento o giro único 

    Un esquema de SEO es un poco como un libro para colorear: tienes los contornos generales, pero la forma en que los rellenas depende totalmente de ti.

    Tu investigación se paga aquí, porque saber lo que hicieron tus competidores puede ayudarte a encontrar algo único. Por ejemplo, la mayor parte del contenido que se posiciona para “redacción SEO” utiliza ejemplos genéricos: en contraste, decidí adoptar un enfoque “meta” y mostrar cómo una pieza real evoluciona desde la idea inicial hasta la publicación.

    Sigue el esquema, pero estate listo para modificarlo

    Probablemente encontrarás que un esquema de SEO que tiene sentido en el papel necesita ajustes mientras escribes tu primer borrador. Eso está perfectamente bien.

    Por ejemplo, mi esquema original tenía 4 pasos principales. Sin embargo, cuando comencé a desarrollarlo, se hizo obvio que uno de los pasos podía dividirse en dos: así que hice una nota edl borrador en consecuencia.

    La redacción SEO no termina con lo que ves en la página. Si deseas que tu contenido tenga la mejor oportunidad de posicionarse y obtener tráfico, sigue estos consejos adicionales para optimizar las cosas detrás de escena.

    1. Crea un título atractivo
    2. Usa URLs breves y sencillas
    3. Optimiza para fragmentos destacados
    4. Usa links internos para el contexto
    5. Fortalece tu contenido con imágenes

    1. Crea un título atractivo

    Tu etiqueta de título es el elemento más visible en la SERP, y no obtendrás ningún tráfico (o una buena tasa de clics de la SERP) si la gente cree que no vale la pena hacer clic.

    Mira los títulos de las páginas mejor clasificadas y escribe uno que pueda ganarle el clic a la competencia. Utiliza tu palabra clave principal y comunica por qué tu página satisface la intención de búsqueda y cómo ofrece valor. Cuando corresponda, utiliza también:

    • Números (por ejemplo, 27 ideas para regalos de boda o Cómo cortarse el cabello [guía de 4 pasos])
    • Adjetivos (por ejemplo, fácil, superior, rápido, barato)
    • Frescura (por ejemplo, los mejores calcetines para 2021)
    • Nombre de Marca (por ejemplo, Guía SEO por Ahrefs)
    • Propuesta de valor (por ejemplo, cómo hacer brownies en menos de 10 minutos)
    • Singularidad (por ejemplo, Errores de App: 10 Lecciones que Aprendimos Lanzando (y matando) Nuestra App)

    Escribir un buen título SEO no se trata de usar clickbaits: no quieres que los visitantes  reboten a las SERPs si tu contenido no cumple, así que sé auténtico.

    Tip: usa unaHerramienta de vista previa de SERP para ver cómo se verá tu título antes de publicarlo.

    2. Usa URLs breves y sencillas

    Crea unaURL SEO-friendly manteniéndola corta y simple. Tu keyword principal suele ser suficiente. Las URLs cortas son más fáciles de leer, mientras que las largas se cortan en la SERP y pueden perder contexto.

    Evita utilizar números y fechas en la URL, ya que son difíciles de cambiar si actualizas tu contenido en el futuro.

    3. Optimiza los fragmentos destacados

    Los fragmentos destacados son breves resúmenes que aparecen en la parte superior de los resultados de búsqueda orgánicos de Google. Muchas búsquedas tienen fragmentos destacados, y obtener uno le da a tu trabajo visibilidad inmediata en la SERP.

    Para optimizar tu fragmento de palabra clave principal, mira la SERP para comprender el formato del resultado existente. Por ejemplo, puedes ver que el fragmento destacado es una lista:



    Un fragmento de lista tiende a extraerse de tus encabezados, por lo que si analizaste la intención de búsqueda correctamente, deberías haber optimizado para estos fragmentos por default de todos modos, simplemente estructurando tu artículo de manera lógica.

    En otros casos, es posible que veas un fragmento de párrafo: 

    Aquí, tu objetivo es responder la consulta de manera sucinta y directa.

    4. Usa links internos para el contexto.

    No puedes cubrir todo en un artículo, así queusa enlaces internos para llevar a las personas a recursos adicionales que les darán más contexto. Y dado que Google utiliza los links internos para ayudarse a descubrir contenido nuevo, también son excelentes para el SEO.

    Por ejemplo, hay muchas fórmulas útiles de copywriting para SEO que podría haber cubierto en esta guía, pero eso sería una desviación del punto principal. En cambio, puedo dirigirte a recursos complementarios enCopywriting para SEO yContenido SEO si quieres leer más.

    5. Fortalece tu contenido con imágenes 

    Un escritor de SEO trabaja principalmente con palabras, pero las imágenes ayudan a tus lectores a seguir y pueden darle más profundidad a tu contenido. A nadie le gusta un muro de texto (a menos que estés leyendo una novela): usa imágenes estratégicamente para crear pausas y visualizar tus puntos.

    Punto extra: usar imágenes como las que has visto hasta ahora también les permite a tus lectores saber que eres “real” y que sabes de qué estás hablando, especialmente cuando los estás guiando a través de acciones específicas o mostrando tu proceso de pensamiento.

    Reflexiones finales

    Si hay UNA cosa que deberías llevarte de esta guía, es esta: la redacción SEO no se trata demeter palabras clave en una pieza para complacer a los motores de búsqueda o engañar a las personas para que hagan clic en un resultado específico. Se trata de escribir un buen contenido que realmente sirva a la audiencia, lo que, a su vez, te ayudará a posicionarte y aumentar el tráfico. 

    ¿Tienes preguntas? Escríbenos Twitter.

    Tra­duci­do por Prime Web Méx­i­co. Lle­ga a nuevos clientes todos los días con tu sitio web.

    • Linking websites 4
    Data from Content Explorer