Test SEO: Una Guía Fácil (Pero Completa)

Avatar
Jefe de Contenido de Ahrefs (o también se puede decir que soy el responsable de asegurar que cada entrada del blog que publiquemos sea ÉPICO).
Estadísticas de artículo
  • Tráfico mensual 81
Datos de Content Explorer

Muestra cuántas sitios web distintos enlazan a esta pieza de contenido. Como regla general, cuantas más sitios web te enlacen, más alto posicionarás en Google.

Te muestra una estimación del tráfico de búsqueda mensual a este artículo según los datos de Ahrefs. El tráfico real de búsqueda (el recogido en Google Analytics) es normalmente 3-5 veces más alto.

El número de veces que este artículo fue compartido en Twitter.

    Si no estás seguro de si hacer un cambio a tu web afectará de forma positiva o negativa a tu SEO, hacer un test SEO puede ser la solución.

    Pero, ¿cuándo deberías hacer tests SEO? Y, ¿cómo?

    En esta guía, aprenderás:

    SEO testing, o test SEO, es el proceso de hacer cambios a tu web y medir el impacto en el tráfico orgánico de búsqueda o el posicionamiento. 

    Aquí van cuatro beneficios de hacer tests SEO:

    1. Ver lo que funciona para tu web

    Dejando a un lado factores de posicionamiento conocidos, hay muchos escenarios “depende” en SEO. Solo porque alguien vea un impacto positivo después de hacer un cambio, no quiere decir que las cosas te vayan a salir igual. Es mejor hacer tests en tu propio sitio.

    2. Justificar asignación de recursos

    Desplegar cambios SEO puede consumir mucho tiempo y recursos. Si ese cambio no tiene el efecto deseado, es un desperdicio de energía. El testing te dice si es probable que algo tenga un impacto positivo en menos tiempo usando menos recursos.

    3. Básate en datos, no en opiniones 

    Todo el mundo tiene una opinión sobre qué funciona y qué no funciona en SEO. A menudo la forma más fácil de asentar las disputas es probarlas. Si no haces esto, la persona que hable más alto acabará dictando el camino—lo que no siempre es bueno.

    4. Asegurarte de que los cambios no se volverán en tu contra

    Si hay una cosa peor que perder tiempo y esfuerzos en desplegar un cambio SEO que no tenga impacto en SEO, es hacer lo mismo para algo que impactará negativamente en tu SEO. Haciendo un test SEO puedes limitar cualquier resultado negativo a un pequeño subconjunto de páginas.

    Hay tres tipos principales de tests SEO:

    1. Testing SEO en serie (no recomendado)

    El testing en serie es cuando cambias todas las páginas de tu web a la vez y observas el resultado. No recomendaríamos esto por tres razones:

    1. Si el cambio afecta negativamente al SEO, impacta a todas tus páginas—no solo a unas pocas.
    2. Normalmente, consume más tiempo hacer un cambio en todo el sitio e incluso más si tienes que volver atrás.
    3. No tiene en cuenta la estacionalidad o variables fuera de tu control.

    2. Testeo SEO basado en tiempo (no recomendado)

    El testeo basado en tiempo es cuando haces un cambio a una página y ves los resultados. No recomendamos este tipo de testeo SEO porque no es sensato asumir causación con una muestra de tamaño uno.

    3. Test A/B SEO 

    Tests A/B (o split-testing o tests divididos) es cuando cambias algunas páginas pero no otras. Entonces puedes comparar cómo las páginas cambiadas se comportan frente a las no cambiadas. El grupo de páginas sin cambios se conoce como tu grupo de control y el grupo de las páginas cambiadas se conoce como el grupo variante. Recomendamos este tipo de testeo SEO porque:

    1. Si el cambio afecta negativamente al SEO, impacta solo a un pequeño subconjunto de páginas.
    2. No consume tanto tiempo como el testeo en serio porque solo tienes que hacer cambios a un pequeño subconjunto de páginas. 
    3. Ayuda a tener en cuenta la estacionalidad y variables fuera de tu control porque estas cosas afectan a ambos grupos de páginas.

    El testing SEO probablemente no sea adecuado para ti salvo que tu web reciba una cantidad significativa de tráfico orgánico. Estamos hablando de decenas o cientos de miles de visitas orgánicas al mes. Hay dos razones para esto: 

    1. Hay mejores formas de gastar tu tiempo. Si tu web no recibe mucho tráfico, el testing SEO no va a resolver esto. En su lugar, dedícate a crear más contenido enfocado a búsqueda, obtener más backlinks y otras técnicas conocidas que mejoran el SEO.
    2. Los resultados serán estadísticamente insignificantes. Si preguntaras a tres personas su grupo favorito y todas dijeran BTS, no asumirías que todo el mundo piensa igual. Probablemente coincidiste con algunos fans a muerte de BTS. Sin embargo, si preguntaras a 10.000 personas y todas dijeran BTS, sería razonable asumir que la mayoría de las personas son fans. Es la misma historia con los tests en SEO. No es sensato asumir causalidad entre un cambio y el resultado observado sin una muestra representativa.

    Si tu web recibe mucho tráfico, mejorar el posicionamiento o incrementar el tráfico en un porcentaje pequeño puede impactar de forma significativa en tu negocio—y ahí es dónde el testing SEO tiene sentido.

    Sigue estos siete pasos para empezar con el testing SEO:

    1. Forma una hipótesis

    Una hipótesis es una predicción. Es cuando decides qué vas a cambiar y cómo crees que afectará a la visibilidad SEO de tu web.

    Aquí va una fórmula fácil para formar una hipótesis:

    [cambio] llevará a [efecto] en [tipos de páginas]

    Aquí va un ejemplo:

    [añadir descripciones cortas] llevará a [una mejora del 10% en tráfico orgánico] en [las páginas de categoría del ecommerce de muebles para patio]

    Puedes ver que hemos esquematizado qué cambiaremos, el resultado buscado y los tipos de páginas que usaremos para el test.

    Asegúrate de elegir un grupo de páginas que tenga mucho en común cuando hagas esto—como posts del blog o páginas de categoría de ecommerce—para minimizar variables que puedan arruinar los resultados de tu test. Tu hipótesis debería ser una conjetura estudiada, no algo aleatorio.

    2. Elige tus páginas

    Es una buena práctica que solo hagas tests con páginas que tengan una cantidad decente de tráfico orgánico. Esto es porque no vas a aprender mucho de una página que recibe poco o ningún tráfico orgánico. Solo sesgará los resultados de tu test.

    Puedes encontrar páginas con tráfico orgánico decente en Google Analytics:

    1. Ve a Comportamiento > Contenido del Sitio > Páginas de aterrizaje
    2. Filtra solo por tráfico orgánico
    3. Filtra por los tipos de páginas que quieras probar (por ejemplo, páginas con /blog/ en la URL)
    4. Filtra por páginas con al menos [x] sesiones

    Si no usas Google Analytics, puedes hacer lo mismo usando Site Explorer de Ahrefs.

    1. Introduce tu dominio en Site Explorer.
    2. Ve al informe de Mejores Páginas 2.0:
    3. Filtra por páginas que al menos reciban [x] cantidad de tráfico al mes
    4. Filtra por los tipos de páginas en los que estás interesado en base a marcas (por ejemplo, /blog/ en la URL) usando el filtro Incluir.

    Descarga los resultados y limpialos donde sea necesario. Estas son las páginas que usarás para el test.

    3. Retira una muestra aleatoria

    Vas hacer un split-test AB, así que solo necesitarás hacer cambios a un subconjunto aleatorio de páginas. Las páginas restantes formarán tu grupo de control.

    Si usas una herramienta de testeo SEO dedicada, esta puede gestionar la muestra aleatoria por ti. Sin embargo, si haces las cosas a mano, la forma más fácil de elegir una muestra aleatoria es usar la función “Ordenar aleatoriamente el intervalo” de Google Sheets.

    Aquí está cómo se hace:

    1. Importa tus conjunto de datos (URLs, etc.) en Google Sheets
    2. Selecciona todos los datos
    3. Haz clic con el botón derecho y pulsa en “Ordenar aleatoriamente el intervalo”

    Esto hace aleatorio el orden de las URLs, lo que quiere decir que puedes usar un porcentaje de los mismos del grupo de arriba como tu grupo variante.

    4. Decide la duración del test

    Saber durante cuánto tiempo hacer un test puede ser difícil, pero es básicamente tanto como lleve reunir una cantidad decente de datos. Esto podría ser cualquier cosa entre unos pocos días y unos pocos meses. Depende de cuánto tráfico y páginas tengas.

    Aquí van un par de indicadores:

    • Haz el test durante el tiempo suficiente para que Google re-rastree las páginas de tu grupo variante. No puedes atribuir ninguna fluctuación en el tráfico o el posicionamiento a tus cambios a menos que las páginas hayan sido re-rastreadas.
    • Haz el test durante el tiempo suficiente para recibir una cantidad de tráfico decente a tus páginas. No hagas ninguna suposición o extraigas conclusiones hasta que tus páginas hayan recibido tráfico significativo, ya que será estadísticamente insignificante.

    Si no estás seguro de cuánto tiempo hacerlo, te recomiendo empezar con un mes. Siempre puedes dejar el test funcionando más tiempo si necesitas más datos.

    5. Decide cómo hacer seguimiento de los resultados del test

    Antes de que hagas cambios a tu sitio, necesitas una forma de hacer seguimiento de los resultados. La forma más fácil de hacer esto es usar una herramienta de test SEO. Conecta tu cuenta de Google Search Console y hace seguimiento de los resultados por ti.

    Pero puedes hacer seguimiento de los resultados si lo prefieres.

    Si quieres probar cambios en el tráfico orgánico, usa Google Search Console o Google Analytics. Simplemente compara diferencias medias en tráfico en ambos grupos durante el período antes y después de que los cambios se hicieran.

    Si quieres probar cambios en el CTR, usa Google Search Console y compara los cambios medios.

    Si quieres hacer seguimiento de los cambios orgánicos, usa Google Search Console o una herramienta de monitorización de posicionamiento como Ahrefs Rank Tracker. La última es quizá la mejor opción porque te da posiciones de ranking reales—no solo medias.

    Para configurar esto en Rank Tracker de Ahrefs, añade y etiqueta dos lotes de palabras clave:

    1. Palabras clave del grupo de control etiquetadas como “control”
    2. Palabras clave del grupo variante etiquetadas como “variante”

    Puedes ver las posiciones en el ranking medias para las palabras clave de cada grupo en el informe de Etiquetas:

    6. Haz los cambios

    Finalmente es hora de implementar tu test AB. Aquí van unas pocas indicaciones para hacerlo:

    • No hagas los cambios a páginas en el grupo de control. Se llama el grupo de control por una razón; es tu referencia, frente a la que vas a evaluar el impacto de tu cambio.
    • Cambia solo una variable. Si cambias varias cosas, tendrás problemas averiguando si fue una o una combinación de cosas lo que llevó al resultado.
    • Mantén un registro de los cambios que hagas y la fecha en que los hagas.
    • Asegúrate de que tienes forma de volver atrás. Necesitarás hacer esto si tu test SEO da un resultado no concluyente o negativo.
    • No hagas tests de cosas que no tengan sentido. Si puedes implementar rápida y fácilmente una buena práctica SEO, no te molestes en testar—simplemente, hazlo.

    7. Comprueba los resultados

    Si usas una herramienta de testing, probablemente produzca algunos gráficos bonitos por ti para que analices una vez que se acabe el test:

    Via SEOtesting.com

    Si no, puedes evaluar el resultado de tu test manualmente usando Google Analytics (si estás testeando para cambios en el tráfico), Google Search Console (si estás testeando tus cambios en tráfico, posicionamiento o CTR) o una herramienta de monitorización de posicionamiento (si estás testeando cambios en el posicionamiento).

    Si estás testeando cambios en el posicionamiento y todo está configurado en Rank Tracker de Ahrefs, como se muestra en el paso cinco, puedes ver los cambios en la visibilidad de palabras clave monitorizadas desde el comienzo de tu test en el informe de Etiquetas. Simplemente elige el marco temporal.

    Todo el mundo debería realizar tests SEO distintos dependiendo de sus objetivos SEO. Pero veamos unos pocos ejemplos de tests habituales para obtener el mejor resultado. 

    1. Probar el impacto de cambios en la etiqueta de título en el CTR para páginas de producto o categoría de e‑commerce

    Como las etiquetas de título se muestran en los resultados de búsqueda, pueden afectar a las tasas de clic (CTR) de tus páginas. Si usas la misma fórmula para todas tus páginas de producto o categoría como la mayoría de sitios de ecommerce, probar el impacto de una forma distinta en el CTR es bastante directo.

    Cómo hacer el test

    Toma un grupo de páginas de categoría de e‑commerce que tengan una cantidad decente de tráfico orgánico, toma una muestra aleatoria, después cambia la fórmula de la etiqueta de título en esas páginas.

    Por ejemplo, digamos que tu fórmula actual para las páginas de producto es:

    [Nombre de producto] | [Marca]

    Puede que quieras probar si añadir “Envío gratis” mejora el CTR:

    [Nombre de producto] — Envío Gratis | [Marca]

    Cómo medirlo

    Usa Google Search Console para comparar la media de CTR en páginas de ambos grupos para el período de antes y después de los cambios.

    Nota al margen.
    Probablemente necesites exportar los datos a una hoja de cálculo o Google Data Studio ya que los filtros en Search Console dejan mucho que desear. 

    2. Probar el impacto de una herramienta de optimización de contenido en el posicionamiento de posts del blog

    Muchos profesionales SEO apuestan por herramientas de optimización de contenido—pero muchos otros no. Si estás en el grupo que cree que puede haber algo en esta aproximación, ¿por qué no testarlo? 

    Cómo hacer el test

    Toma un grupo de posts de blog que reciban una cantidad decente de tráfico orgánico y posicione en el top 10 en sus palabras clave principales, toma una muestra aleatoria, después “optimiza” estos posts con una herramienta de optimización de contenidos.

    Aquí tienes cómo encontrar estos posts en Rank Tracker de Ahrefs:

    1. Elige tu proyecto
    2. Ve al informe de Páginas
    3. Filtra por las posicionadas en el top 10
    4. Filtra por páginas con al menos [x] tráfico orgánico mensual estimado desde las palabras clave monitorizadas
    5. Exporta los resultados

    Cómo medirlo

    Usa Rank Tracker de Ahrefs para comparar la visibilidad media de las palabras clave monitorizadas en cada grupo en las fechas de inicio y fin del test, como se explica en el paso cinco.

    Nota al margen.
    Recuerda etiquetar las palabras clave como grupos de control y variante en Rank Tracker al comienzo de tu test.

    3. Testar el impacto de añadir contenido pensado para los fragmentos en los rankings que activan fragmentos destacados

    Posicionar en fragmentos destacados normalmente lleva a más clics. Así que si tienes posts de blog que apunten y posicionen en palabras clave que activan fragmentos destacados, ¿por qué no probar tu capacidad de ganarlos?

    Cómo hacer el test

    Toma un conjunto de posts de blog que reciban una cantidad de tráfico decente de tráfico orgánico y posicionen en el top 10 en palabras clave que activen fragmentos destacados, toma una muestra aleatoria, después añade contenido pensado para fragmentos en esos posts.

    Aquí va cómo encontrar estos posts en Site Explorer de Ahrefs:

    1. Introduce tu blog/web en Site Explorer
    2. Ve al informe de Palabras Clave Orgánicas 2.0
    3. Filtra por ranking en el top 10
    4. Filtra por palabras clave que al menos envíen [x] tráfico orgánico estimado al mes (para que puedas saber las páginas que reciben una cantidad decente de tráfico).
    5. Filtra por fragmentos destacados que no tengas
    6. Exporta los resultados

    Cómo medirlo

    Usa Rank Tracker de Ahrefs para comparar el número de fragmentos destacados de los que eres propietario en cada grupo en las fechas de comienzo y fin del test.

    Nota al margen.
    Recuerda etiquetar tus palabras clave como grupos de control y variante en Rank Tracker al comienzo de tu test.

    Reflexiones finales

    Para mantener este artículo tan sencillo como fuera posible, intencionadamente he evitado el asunto de la significatividad estadística. Esto puede ponerse complicado muy rápidamente, pero es básicamente una forma de probar que los resultados de un test SEO son fiables y que existe una alta probabilidad de una relación causal entre el cambio y el resultado. En otras palabras—que sea lo que sea que pasó (o no pasó) es improbable que haya sido por azar.

    Ahora mismo no conozco ninguna herramienta SEO de testing que te calcule esto. Así que permite que reitere mi consejo anterior: no hagas tests SEO a menos que tu web reciba mucho tráfico.

    Si estás haciendo tests y llegando a conclusiones con tan solo unos pocos cientos de visitas, es posible que los resultados no vayan a ser estadísticamente significativos.

    ¿Tienes alguna pregunta? Escríbeme por Twitter.

    Tra­duci­do por Iván Fanego, que analiza herramientas y tendencias en marketing y software y acaba de lanzar la guía de WhatsApp Multiagente más completa.

    • Tráfico mensual 81
    Datos de Content Explorer