La estructura silo en SEO: Por qué no tiene sentido y qué hacer en su lugar

La estructura silo en SEO: Por qué no tiene sentido y qué hacer en su lugar

Avatar
Jefe de Contenido de Ahrefs (o también se puede decir que soy el responsable de asegurar que cada entrada del blog que publiquemos sea ÉPICO).
    Todo el mundo sabe que estructurar una web de forma lógica es tan importante para los usuarios como lo es para el SEO. La estructura silo es una forma en la que muchos SEOs recomiendan hacerlo. 

    Pero, creo que la estructura silo es una idea terrible y no es algo que deberías hacer.

    En este post explicaré el por qué y qué puedes hacer en su lugar. Trataremos lo siguiente:

    La estructura silo en SEO es un tipo de arquitectura web donde se agrupa, aísla e interconecta contenido sobre un tema específico. Esto crea secciones claras y contenido relacionado diferenciado en una web.

    Así es más o menos cómo se ven los “silos” de SEO en la práctica:

    Puedes ver que cada silo consta de una página de silo principal, con contenido relacionado e interconectado. Sin embargo, y este es un punto muy importante, el contenido de un silo no se enlaza con el contenido de otro silo. Por eso se llama estructura de silo, ya que el contenido está literalmente aislado en silos.

    Si hacemos una búsqueda rápida en el Explorador de contenidos de Ahrefs, vemos que hay más de 13.000 páginas publicadas que contienen la frase “silo structure” y la palabra “SEO”.

    Estos son los beneficios (percibidos) que generan su popularidad:

    1. Ayuda a Google a encontrar tus páginas

    Los enlaces internos son una de las formas con las que Google encuentra nuevas páginas. Por lo que es una buena práctica asegurarse de que todas tus páginas estén interconectadas de una forma u otra.

    La estructura silo puede ayudar con esto, ya que crea una estructura jerárquicamente lógica con enlaces internos consistentes.

    2. Mejora el posicionamiento

    Hay dos razones principales por las que la creación de silos puede ayudar a mejorar el posicionamiento.

    Mejor flujo de PageRank

    PageRank (PR) es la fórmula de Google para calificar el valor de una página en función de la cantidad y la calidad de las páginas que enlazan a ésta. Los backlinks son la forma en que las relaciones públicas fluyen hacia tu web, y los enlaces internos son la forma en que las RR.PP. fluyen a tu alrededor.

    Como todas las páginas de una estructura silo están interconectadas, la creación de silos ayuda a que las RR.PP. fluyan entre ellas.

    De hecho, si una página en un silo atrae muchos backlinks de alta calidad que aumentan las relaciones públicas, parte de este PR se comparte con otras páginas en el silo a través de enlaces internos.

    Enlaces internos más contextuales

    Los silos son grupos de contenido relacionado. Esto significa que los enlaces internos entre las páginas dentro de éstos suelen ser contextualmente relevantes. En otras palabras, la creación de silos crea enlaces internos hacia y desde páginas sobre temas similares o relacionadas, y generalmente también con anclas relevantes.

    Ambas cosas ayudan a Google a comprender el contexto de una página web, como explicó John Mueller en este Hangout para webmasters:

    [El enlazado interno] también nos ayuda a tener un poco de contexto sobre esa página específica. Obtenemos algo de esto a través del texto de anclaje… y algo al comprender dónde están vinculadas estas páginas dentro de tu web. 
    John Mueller
    John Mueller, Search Advocate Google

    Por ejemplo, si supieras que una página tiene estas anclas internas…

    • La compañía fundada por Steve Jobs
    • El fabricante del iPhone
    • CEO, Tim Cook

    … probablemente podrías darte cuenta de que se trata de Apple.

    Lo mismo sería cierto si una página tuviera enlaces internos de páginas sobre estas cosas:

    • iPhone
    • iPad
    • Mac

    3. Genera una buena experiencia de usuario

    Los enlaces internos no solo son útiles para el SEO, sino que también ayudan a los usuarios a navegar por tu web.

    Por esta razón, la creación de silos puede mejorar la experiencia del usuario, ya que agrupa de forma efectiva las páginas con temas similares. En otras palabras, el almacenamiento en silos coloca el contenido sobre Steve Jobs, el iPhone y el iPad a menos clics de distancia, y te ayuda a encontrar contenido relevante mucho más fácil.

    Dados los beneficios potenciales del almacenamiento en silos, es posible que te estés preguntando ahora mismo cuál es el problema y por qué no recomiendo este tipo de estructura.

    La respuesta es muy simple: prohibir enlaces internos entre silos es una tontería, y no ayuda ni al SEO ni a los usuarios.

    Por ejemplo, supongamos que tienes estos tres silos:

    ¿Qué pasaría si Sara enseña Pilates en el estudio de Madrid? ¿No tendría sentido vincular internamente el perfil de Sara, la clase que imparte y el estudio en el que trabaja?

    Por supuesto. Pero esto arruinaría los “silos”.

    Cabe destacar que, en esta etapa, algunos SEOs no están de acuerdo con la idea de restringir los enlaces internos a silos, incluidos Gael Breton de Authority Hacker:

    Históricamente, al leer sobre los silos de SEO, probablemente hayas leído sobre la idea de ‘mantener el link juice en el silo’ y solo enlazar internamente a las páginas que están en la misma sección del sitio.
    No estamos de acuerdo con esto.
    Creemos que, con el contenido, siempre que contextualmente tenga sentido enlazar a otra página de tu web, deberías hacerlo. 
    Gael Breton
    Gael Breton, Co-Fundador Authority Hacker

    Sin embargo, la realidad es que una vez que haces eso, ya no tienes silos ya que ese contenido deja de estar aislado. Efectivamente, solo estarías utilizando una arquitectura de sitio piramidal tradicional, que es recomendada por casi todos, incluido John.

    El enfoque de arriba hacia abajo o la estructura piramidal nos ayuda mucho más a comprender el contexto de las páginas individuales dentro del sitio. 
    John Mueller
    John Mueller, Search Advocate Google

    Habiéndonos quitado de encima la estructura silo, echemos un vistazo a algunas de las mejores prácticas para planificar y estructurar una web con el SEO en mente.

    1. Utiliza una estructura piramidal

    Una estructura web piramidal organiza el contenido más importante en la parte superior, seguido del segundo contenido más importante, el tercero, etc.

    Así es como se estructuran la mayoría de las web.

    Por ejemplo, así es como se vería una web que vende muebles para el hogar:

    Puedes ver que la estructura de enlaces internos se asemeja a una pirámide.

    Estos son los beneficios de la estructura piramidal:

    1. Fácil de navegar: los visitantes comienzan en la homepage, eligen una categoría y luego van navegando.
    2. Buen flujo de PageRank: las páginas de inicio de los sitios tienden a obtener la mayor cantidad de backlinks, por lo que tener contenido que sea importante alrededor tiene sentido.
    3. Los enlaces internos son contextuales: las categorías se enlazan con sus respectivas subcategorías y viceversa.

    Notarás que estos tres beneficios se alinean bastante con los beneficios percibidos de la estructura silo. La diferencia es que no tiene la desventaja de prohibir enlaces internos entre silos, lo que nos lleva claramente a…

    2. Enlaza internamente donde sea relevante

    Principalmente, el problema con la estructura silo en SEO es que prohíbe enlazar oportunidades contextuales relevantes fuera del silo. El uso de una estructura piramidal sin tales restricciones resuelve todo esto.

    Por ejemplo, supongamos que tiene unas sillas de comedor y un sofá del mismo estilo. Puedes enlazar internamente estas páginas a pesar de que se encuentren en diferentes áreas de la web.

    Esto es lo mejor para los usuarios y para tu cuenta de resultados.

    Si quieres encontrar oportunidades de enlazado interno que sean relevantes, hay un par de formas en que puedes hacerlo usando el Site Audit de Ahrefs (puedes obtener acceso gratuito con una cuenta de Ahrefs Webmaster Tools).

    La primera es usar la herramienta de Link Opportunities. Una herramienta que sugiere dónde puedes agregar enlaces internos.

    Por ejemplo, aquí el informe sugiere que enlacemos desde nuestro glosario de SEO a nuestra guía de Robots Meta Tag:

    Esto se debe a que nuestra guía de meta robots se posiciona entre los 100 mejores en “meta robots”.

    La segunda es usar la herramienta del Page Explorer, que te permite buscar menciones de cualquier palabra o frase en tu web.

    Por ejemplo, si buscamos menciones a “search quality rater guidelines” en el blog de Ahrefs, que es una palabra clave a la que nos dirigimos en nuestra guía QRGs, vemos una mención en nuestra lista de factores de posicionamiento en Google.

    Probablemente tenga sentido enlazar internamente desde aquí, ya que puede ayudar a impulsar nuestra página en Google.

    3. Crea hubs de contenido para el contenido del blog

    El contenido de los blogs, generalmente, sufre de una falta de jerarquía contextual al publicarse de forma cronológica. Algo que se puede resolver creando content hubs (centros de contenido) a partir de posts relacionados.

    Los hubs de contenidos son similares a los silos en el sentido de que son colecciones interconectadas de contenidos relacionados.

    Así es como se ven normalmente:

    La única diferencia real entre los hubs y los silos es que tienes libertad de enlazar entre los hubs de contenido.

    Por ejemplo, digamos que tenemos dos hubs de contenido: uno sobre frutas y otro sobre verduras. Dado que es un error común decir que los tomates son verduras (sí, desde un punto de vista botánico son frutas), puede tener sentido enlazar internamente desde el post sobre tomates a la página del hub de verduras.

    Los hubs de contenido te permiten hacer esto ya que, a diferencia de los silos, no hay ninguna norma que lo prohíba.

    En efecto, los hubs de contenido ofrecen lo mejor de los dos mundos: el contenido relacionado se agrupa y se interrelaciona (como en el caso de los silos), pero también se puede enlazar internamente entre páginas cuando tenga sentido.

    Lectura recomendada: Content Hubs para SEO: Consigue más tráfico y links con clusters temáticos

    4. Asegúrate de que el contenido importante no esté “enterrado”

    El contenido “profundo” es más difícil de encontrar para los usuarios, pero es un error común pensar que esto también es cierto para los motores de búsqueda. Mientras que el contenido esté enlazado internamente, Google podrá encontrarlo e indexarlo.

    El problema es que Google puede no priorizar el rastreo o la indexación de este contenido “profundo” porque asume que tiene poco o ningún valor para los buscadores.

    Por este motivo, deberías asegurarte de que el contenido importante no esté enterrado en lo más profundo de la web.

    Puedes ver a qué nivel de profundidad está contenido usando el Site Audit de Ahrefs. Simplemente, dirígete al Structure Explorer y selecciona la pestaña “Depth”.

    Por ejemplo, ves arriba que la mayoría de las páginas en el blog de Ahrefs están entre uno y tres clics desde el seed (en este caso, la página de inicio del blog). Sin embargo, algunas páginas están a más de 5 clics de distancia, lo que probablemente no sea ideal para aquel contenido que sea importante.

    Puedes ver las páginas en cada categoría de profundidad haciendo clic en la parte correspondiente de la representación visual.

    Por ejemplo, si hacemos clic en la categoría “5” del blog de Ahrefs, solo vemos páginas archivadas:

    Como estas páginas no son especialmente importantes, la profundidad no debería de ser un problema. Sin embargo, si viésemos páginas o posts importantes en esta categoría, podríamos considerar la posibilidad de añadir enlaces internos relevantes hacia ellas desde otros contenidos con más jerarquía de nuestra web.

    Reflexiones finales

    Tiene sentido organizar el contenido, aislarlo no. Aislar el contenido a través de una estructura silo lo único que hace es impedir enlazar internamente al contenido desde sitios relevantes y contextuales de una web, lo que dificulta el SEO.

    Mi consejo es que organices tu web más o menos con una estructura piramidal, agrupando el blog y los contenidos en hubs de contenido, y enlazar internamente desde ahí a aquellas páginas donde tenga sentido. Esto no sólo es lo mejor para el SEO, sino que también hace que tu web sea más fácil de navegar para los visitantes.

    ¿Preguntas? ¿Dudas? Escríbenos por Twitter.