Enjoyed the Read?

Don’t miss our next article!

Dificultad de palabras clave: Cómo determinar tus posibilidades de posicionarte en Google

Tim Soulo
Tim es el CMO y Asesor de Producto de Ahrefs pero lo más importante es que es el mayor fanboy y el verdadero evangelizador de la compañía.

    Encontrar un grupo de palabras clave que quieras posicionar es fácil. La parte difícil es saber lo que te implicará posicionar esas palabras clave (es decir, “la dificultad de palabras clave”), y luego usar esa información para priorizar y planificar tu estrategia de SEO.

    Nadie sabe la fórmula exacta que Google utiliza para posicionar las páginas web. Incluso si lo supieran, no cambiaría el hecho de que algunas palabras clave son más difíciles de rankear que otras. Eso es lo que hace que el concepto de “dificultad de palabras clave” sea uno de los desafíos clave en el SEO.

    Ahora, algunos de ustedes saben que nosotros (Ahrefs) tenemos una métrica llamada Dificultad de palabras clave (Keyword Difficulty), en la que miles de profesionales SEO confían a la hora de realizar su investigación de palabras clave.

    Pero, al mismo tiempo, hemos encontrado que muchos usuarios esperan demasiado de esta métrica.

    Por lo tanto, en este artículo, me gustaría explicarte el concepto general de la dificultad de palabras clave (es decir, eso a los que los SEOs expertos prestan atención al intentar estimar sus posibilidades de posicionarse en Google) y además mostrarte cómo la métrica de Dificultad de Palabras Clave de Ahrefs es útil.

    importante

    No se debe confundir la dificultad de palabras clave con la métrica “Competencia de Palabras Clave” que se encuentra en el Planificador de Palabras de Google (Ver la captura de pantalla de abajo). La Competencia de Palabras Clave muestra cuántos anunciantes están pujando por anunciarse en los resultados de búsqueda para una palabra clave determinada. La dificultad de palabras clave muestra lo difícil que es posicionarse para esa palabra clave en la búsqueda orgánica.

    Cómo determinar la dificultad para posicionar una palabra clave

    La mayoría de los SEOs profesionales determinan la “dificultad para posicionar” una palabra clave analizando las páginas ya posicionadas en Google a través de factores conocidos por su correlación con los rankings.

    Esto esencialmente se reduce a 4 atributos principales:

    1. El contenido de la página
    2. La intención de búsqueda
    3. Enlaces desde otros sitios web
    4. La autoridad del Dominio/página web

    Me voy a explayar en cada uno de estos factores enseguida. Pero antes de hacer eso, hay algo que debes tener en cuenta.

    Hay bastantes “escuelas de pensamiento” en el SEO, lo que significa que algunos SEOs profesionales no estarán de acuerdo con algunas de mis afirmaciones e ideas que leerás abajo. No tengo absolutamente ningún problema con eso y te invito a examinar cuidadosamente todo argumento contradictorio que te pudieras encontrar. Puede ser el caso que una escuela de pensamiento diferente resuene más contigo.

    Dicho esto, vamos a echar un vistazo más de cerca a los factores previamente mencionados…

    1. Contenido de la página

    Google no clasifica las páginas irrelevantes. Pero ¿cómo haces tu página relevante a una palabra clave objetivo?

    O tengo una mejor pregunta para ti:

    ¿Cómo hacer que tu página NO sea relevante para una palabra clave objetivo?

    Un ejemplo: recientemente publicamos un artículo sobre redirecciones 301 con el objetivo de posicionarnos en Google precisamente con el término “redirecciones 301.” Debido a que el tema general del post y la palabra clave objetivo se alinean tan de cerca, literalmente no había manera de escribir ese post y hacerlo al mismo tiempo irrelevante para la palabra clave objetivo.

    ¿Ves a dónde voy con esto?

    Si escribes un artículo y atacas una palabra clave específica, inevitablemente será relevante a esa palabra clave.

    Sin embargo, la mayor parte de los consejos sobre SEO on-page dice que es necesario mencionar la palabra clave objetivo en los siguientes lugares para aumentar la relevancia de tu página ante los ojos de Google:

    ¿Pero no se da esto por hecho? ¿Acaso no es probable que hagas esas cosas de todos modos?

    Por ejemplo, llevo 500 palabras en este post sobre “dificultad de palabras clave” y ya he mencionado esa palabra clave siete veces, a pesar de no hacer ningún esfuerzo para ello. Ocurrió de forma natural.

    Hace años, las cosas eran diferentes. Se podría de hecho engañar a Google con este tipo de trucos. Si querías situarte por encima de tu competidor, bastaba mencionar tu palabra clave objetivo más veces que él y rellenar tu etiqueta del título con variaciones de esa palabra.

    Pero esos días han quedado atrás. Google ahora es lo suficientemente inteligente como hacer trucos como este:

    En este caso, el resultado nº 1 de la búsqueda para la palabra “guest writing” (“escribiendo como invitado”) no tiene esa palabra clave en su título.

    Pero, espera …

    ¡Tampoco hay una sola mención de la palabra clave “guest writing” en ningún lugar de la página!

    Claramente, Google es lo suficientemente inteligente como para entender sinónimos y darse cuenta de que “guest writing” y “guest blogging” (“bloggeando como invitado”) son la misma cosa.

    Por lo tanto, si sigues viendo la ausencia de la palabra clave objetivo en la etiqueta del título de las páginas mejor posicionadas como una señal de bajo nivel de competencia para tu palabra clave, deberías pensar otra vez.

    Al analizar una palabra clave, no debes prestar tanta atención a la cantidad de veces y al lugar donde se menciona dicha palabra en una página. En lugar de eso, debes ahondar en el contenido de las páginas mejor posicionadas para determinar si están escritas por alguien con un buen conocimiento y comprensión del tema en cuestión, o producidas en serie por un copywriter independiente que cobra $3 dólares la hora.

    La calidad de tu contenido y el valor que aporta a los lectores es lo que te da una ventaja competitiva, no “colocar palabras clave estratégicamente.”

    Tim, ¿estás tratando de decir que Google es lo suficientemente inteligente para leer el contenido real de una página e identificar si lo escribió una persona experta en el tema o un simple redactor al azar?

    No. Estoy bastante seguro de que Google no puede hacer eso. De lo contrario, no permitirían que una web con  “lorem ipsum” se posicione por encima de sitios legítimos. 

    Pero yo creo que tienen suficientes factores cocinados dentro de su algoritmo para que puedan “adiviestimar” la profundidad, la autoridad y confiabilidad de un contenido determinado.

    ¿Qué hay de esas cosas como LSI y TF * IDF?

    En este punto, algunos de ustedes tal vez se estarán preguntando cuál es nuestra postura sobre esas herramientas de SEO on-page que afirman ayudarte a ganar en los resultados de búsqueda al esparcir en tu sitio las palabras “correctas” en las cantidades adecuadas.

    La mayoría de estas herramientas afirman utilizar tecnologías que suenan sofisticadas como LSI o TF*IDF para ayudarte a hacer esto.

    Así que aquí va …

    Google casi con toda seguridad utiliza un enfoque vectorial de palabras (para RankBrain), pero no hay pruebas que sugieran que usen LSI. De hecho, tomando en cuenta cómo funciona el LSI, todas las pruebas apuntan en sentido contrario. Así que no hace mucho sentido usar herramientas de LSI para generar palabras clave para tu contenido.

    En el caso de TF*IDF, su uso es un poco más probable, pero aún así …

    Aquí en Ahrefs, no recomendamos obsesionarse con trucos rimbombantes como estos. Creemos que tiene más sentido centrarse en elaborar contenido excelente y una experiencia de usuario fantástica por encima de todo.

    En otras palabras, no creemos que haya una manera de cuantificar una “puntuación de relevancia” para tu contenido y ganar en los resultados de búsqueda mejorando dicha puntuación, especialmente considerando el factor de “intención de búsqueda” del cual hablaré en un momento.

    PUNTO CLAVE

    Al analizar las páginas mejor posicionadas, haz un esfuerzo por evaluar la calidad global y la profundidad del contenido en lugar de mirar a los indicadores tradicionales de optimización pobre (por ejemplo, la palabra clave en el título, etc.). Tu trabajo consiste entonces en crear una página mejor que las que ya están posicionadas, no una “más optimizada”.

    Adicionalmente, no trates de medir la relevancia de una página con cualquier tipo de “puntuación” — cualquiera que sea la metodología o tecnología que estés utilizando para eso, es casi seguro que Google no la está usando.

    2. Intención de Búsqueda

    Aquí está nuestro historial para la palabra clave “backlink checker” (verificador de backlinks) como se ve en Ahrefs Site Explorer:

    En febrero de 2017, publicamos una página de destino con el objetivo de posicionar la palabra clave “backlink checker.” El contenido de esa página estaba perfectamente “optimizado” para su tema, ya que describimos las impresionantes características de búsqueda de backlinks que tenemos en Ahrefs.

    Un par de meses después de la publicación (y gracias a  links internos efectivos ), nuestra página subió a la posición # 5 para su palabra clave objetivo.

    ¡Estábamos fascinados!

    Pero eso no duró mucho tiempo. Sólo unos días más tarde Google nos empezó a empujar hacia abajo, y muy pronto nos encontramos en la segunda página de los resultados de búsqueda (que es el mejor lugar para ocultar cadáveres).

    Siendo los “profesionales del SEO” que somos, empezamos la optimización de nuestra página de aterrizaje con cada truco conocido. 

    Nosotros:

    • Mejoramos el copy de la página;
    • Mejoramos la velocidad de la carga;
    • Mejoramos de la “usabilidad móvil;”
    • Trabajamos en la adquisición de backlinks de calidad;
    • Etcétera

    Y aún así, nos llevó casi un año completo para subir a la posición # 6.

    Entonces … la página se negó a moverse más arriba.

    Fue en ese momento que nos dimos cuenta de que estábamos cavando en la dirección equivocada desde el principio.

    ¿Por qué? Porque a pesar de pulir los factores SEO más “tradicionales” hasta la perfección, la manera en que nuestra página de destino atacaba la intención de búsqueda estaba quedando corta. No hacía nada más que anunciar nuestro plan de prueba de 7 días (de paga)

    Por el contrario, todas las páginas posicionadas por encima de nosotros eran verificadores gratuitos de backlinks que permitían a los usuarios comprobar backlinks sin pagar nada. No era necesario registrarse o usar tarjeta de crédito.

    *me golpeo la frente*

    Fue entonces cuando decidimos que podríamos satisfacer mejor la intención de búsqueda al lanzar una herramienta de verificación de backlinks completamente gratis — una que era mucho mejor que las que ofrecían los sitios que nos superaban en ese momento.

    Así que eso es lo que hicimos:

    En una semana, nuestra página saltó a la posición # 1, y ha estado ahí desde entonces! (Han pasado seis meses.)

    Pero eso no es todo…

    Mira el aumento en el tráfico orgánico y en el ranking de palabras clave después de que desciframos la intención de búsqueda:

    ¡Fue una mejora casi 6 veces más grande!

    Entonces, ¿cómo funciona esto?

    Google parece tener alguna forma de averiguar si los usuarios están contentos con los resultados de búsqueda. Cómo hacen esto no está precisamente claro, pero cosas como el pogo-sticking, el tiempo de permanencia y potencialmente la tasa de rebote, son todos probablemente parte de la ecuación.

    De cualquier manera, el punto crítico es el siguiente: Tan pronto como ven que a los usuarios “les gusta” una página específica más que otras, van a posicionar esa página en la parte más alta.

    En nuestro caso, parece que los buscadores están tan abrumadoramente satisfechos con nuestra herramienta gratuita de verificación de links que Google continúa posicionando nuestra página para más y más palabras clave relacionadas, incrementando el tráfico total vía búsquedas con el paso del tiempo.

    Estoy bastante seguro de que ahora podríamos quitar fácilmente el 90% del contenido de esa página de destino y seguir posicionados en la cima. A los usuarios parece que sólo les preocupa encontrar un verificador gratis de backlinks y no nuestras reflexiones sobre lo maravilloso que es nuestra herramienta.

    CONCLUSIÓN CLAVE

    Analiza las páginas mejor posicionadas para tu palabra clave objetivo para decidir si puedes ofrecer a los buscadores algo mejor que lo que ya existe. Si no puedes hacer eso, entonces esa palabra clave es efectivamente demasiado difícil para ti, no importa lo que las herramientas SEO digan.

    Nota del Editor

    Una excelente manera de saber si Google está contento con los resultados de búsqueda actuales es mirar las posiciones históricas de las SERPs (Search Engine Results Page o Página de Resultados de los Buscadores).

    Aquí está el historial gráfico de las posiciones en las SERPs que el Keywords Explorer de Ahrefs muestra para la palabra clave “seo tools” (“herramientas SEO”):

    Esas mismas cinco páginas han estado posicionadas en la cima durante bastante tiempo. Han cambiado muy poco de lugar.

    Compara esto con el ranking histórico de las SERPs para la palabra clave “foros SEO”:

    Las páginas han estado brincando dentro y fuera del top 10 durante casi un año. Y sólo hasta hace poco, Google parece haber descubierto qué tipo de resultados de búsqueda satisface mejor a sus usuarios.

    Algunos SEOs ven a las SERPs caóticas como una oportunidad para posicionarse:

    Esto es porque Google claramente no está contento con los resultados actuales, ya que opta por no posicionar a ninguno de ellos en la parte superior por más de unos pocos días a la vez. Por lo tanto, si puedes descifrar la intención de búsqueda, el posicionamiento es tuyo para que lo tomes.

    Pero, si bien este es el caso, también puede indicar unas SERPs difíciles de desentrañar.

    Eso es porque Google no tiene idea de lo que los usuarios buscan, y lo más probable es que tú tampoco. También puede darse el caso de que la intención de búsqueda esté cambiando continuamente, en cuyo caso el posicionamiento a largo plazo va a ser casi imposible.

    Joshua Hardwick
    Joshua Hardwick
    Jefe de Contenido

    3. Los enlaces desde otros sitios web

    Por último, pasemos de los conceptos más abstractos como “contenidos de calidad” e “intención de búsqueda” a algo mucho más fácil de medir: los backlinks.

    Los enlaces desde otros sitios web son una parte esencial del algoritmo de posicionamiento de Google (ve mi post sobre PageRank para más detalles).

    Google los ve como “votos” que indican que tu página merece posicionarse en lo alto.

    Pero, por supuesto, el algoritmo de Google no solo cuenta el número bruto de sitios web que enlazan a una página- es mucho más sofisticado que eso. La “calidad” de la página enlazante también es importante, junto con factores como:

    • El número de sitios a los que la página enlazante enlaza
    • Cuán profundamente incrustado en la estructura de la página web se encuentra el enlace
    • El contexto propio y el texto ancla de ese vínculo
    • Etcétera.

    Por desgracia, todas estas variables hacen que sea muy difícil de calcular con precisión el denominado “valor de enlace” de una página, tal como Google lo ve.

    Habiendo dicho esto, por regla general, entre más enlaces reciba tu página desde otros sitios web, más alto se ubicará en Google.

    Sabemos esto porque lo estudiamos y vimos una correlación clara.

    ¿Ves cómo el número bruto de backlinks tiene una correlación ligeramente más débil que el número de dominios únicos de referencia? (Es decir, backlinks de sitios web individuales)

    Eso significa que es mejor conseguir diez enlaces de diez sitios web diferentes que de un solo sitio (permaneciendo todo lo demás igual).

    Y es por eso que calculamos la Dificultad de Palabras Clave (Keyword Difficulty o KD) tomando una media ponderada del número de dominios de referencia que tienen las páginas mejor posicionadas.

    En la imagen anterior se puede ver que la palabra clave “backlink checker” tiene una puntuación KD de 74, que es considerada como “Súper difícil.” Y justo debajo de este número, tenemos una nota que dice:

    Estimamos que necesitarás backlinks de ~ 247 sitios web para posicionarte en el top 10 de esta palabra clave.

    Esa es una frase elaborada muy cuidadosamente.

    Permíteme desglosarlo para ti:

    • Nosotros estimamos…”-Esto significa que no estamos 100% seguros de la declaración que sigue. Es sólo una conjetura.
    • … que necesitarás backlinks de ~ 247 sitios web …”- La parte fundamental aquí es ese símbolo de “~” justo antes del número y que significa “aproximadamente”. Así que este número no debe ser tratado como uno preciso.
    • … para posicionarte en el top 10 de esta palabra clave.”- Nosotros estimamos que te vas a posicionar en el top 10 si puedes convencer a tal número de sitios web de enlazar a tu página. Sin embargo, no podemos prometer que alcanzarás el puesto # 1 o incluso el top 5.

    ¿Por qué somos tan cautelosos con esta redacción?

    Bueno, sabemos que si puedes conseguir tantos enlaces como las páginas mejor posicionadas actualmente, entonces es muy probable que te posiciones entre ellas. Pero una vez que llegues a esa primera página de resultados de búsqueda, Google empieza a mirar a otras “señales de posicionamiento” para determinar el ranking de tu página (ve mi historia de nuestra página de destino “backlink checker” más arriba).

    Crear una puntuación para la dificultad de palabras clave que prediga con exactitud la probabilidad de obtener la posición # 1 sería tan fácil como construir tu propio motor de búsqueda.

    Y eso es algo que nuestro fundador y CEO de hecho anunció recientemente:

    Pero hasta que hagamos esto (lo que sin duda nos llevará algún tiempo), nuestra métrica de dificultad de palabras clave probablemente se mantendrá basada puramente en los enlaces.

    CONCLUSIÓN CLAVE

    Numerosos estudios de casos de los últimos años muestran que los factores relacionados con backlinks tienen una mayor correlación con los rankings que cualquier otra cosa. Es por eso que la puntuación de nuestra dificultad de palabras clave (KD) se basa únicamente en el número promedio de sitios web que enlazan a las páginas posicionadas en el top 10 actual, lo que hace que sea muy fácil de comprender.

    Aún así, sólo se debe utilizar este número como la primera capa de tu investigación debido a que la intención de búsqueda y la calidad del contenido a menudo desempeñan también un papel sustancial cuando se trata de posicionamiento.

    Nota del Editor

    Puesto que ya estamos hablando de la métrica KD de Ahrefs, permítanme hablar brevemente sobre la pregunta más común que nos hacen al respecto:

    ¿Qué dificultad de palabras clave debería perseguir con mi sitio web?”

    La métrica KD de Ahrefs es básicamente un proxy para un número promedio de backlinks de las páginas posicionadas en el Top 10. Específicamente:

    KD0= 0 dominios de referencia
    KD10= ~ 10 Dominios de referencia
    KD20= ~ 20 Dominios de referencia
    KD30= ~ 35 Dominios de referencia
    KD40= ~ 55 Dominios de referencia
    KD50= ~ 80 Dominios de referencia
    KD60= ~ 130 Dominios de referencia
    KD70= ~ 200 Dominios de referencia
    KD80= ~ 350 Dominios de referencia
    KD90= ~ 800 Dominios de referencia

    Así que la respuesta a esta pregunta se resume a la cantidad de backlinks que puedas adquirir para las páginas de tu sitio web. Para tener una idea aproximada de ello, pega tu dominio en el Ahrefs Site Explorer y ve al informe “Mejor por enlaces”:

    En la imagen anterior, se puede ver que la página home de nuestro blog tiene backlinks de 957 sitios web diferentes (dominios de referencia), pero los cinco artículos con más enlaces tienen entre 453–670.

    Así que parece que tranquilamente podemos perseguir palabras clave con una puntuación KD de hasta 90 en nuestro blog, ¿verdad?

    No exactamente. Esos son los cinco artículos con más enlaces. Nos tomó muchos años de sangre, sudor y lágrimas generar tal cantidad de enlaces a cada uno de esos posts. Si te desplazas hacia abajo de ese informe, verás que la gran mayoría de nuestros artículos tienen menos de 100 backlinks. Así que diría que la puntuación KD que podemos atacar cómodamente llega hasta el 50.

    Haz este ejercicio con tu sitio web y ve la cantidad de backlinks que tienen tus páginas.

    Joshua Hardwick
    Joshua Hardwick
    Jefe de Contenido

    4. La autoridad de dominio

    Este factor es probablemente el más controvertido de todos.

    Mientras que la mayoría de los profesionales SEO cree que Google tiene algún tipo de métrica de calidad a nivel dominio que influye en cada página de un sitio web determinado, representantes de Google constantemente se las arreglan para evadir dar una respuesta directa cuando se les pregunta acerca de esto.

    He aquí un buen ejemplo:

    John Mueller de Google respondió a mi tweet acerca de la autoridad de dominio, diciendo que, si bien no utilizan esta métrica per se, ellos a veces “ven las cosas un poco más ampliamente.”

    ¯\_(ツ)_/¯

    Pero si me preguntas lo que el equipo Ahrefs piensa acerca de la influencia de la “autoridad de dominio” en el posicionamiento de una página, te voy a dar tres afirmaciones:

    1. Creemos que Google a veces da preferencia a las páginas de sitios web “fuertes” en los resultados de búsqueda. Pero es difícil decir si esto es el resultado de una clara preferencia por los sitios de alta autoridad por parte de Google, o si hay alguna otra causa indirecta, como una preferencia por los resultados de marcas conocidas para ciertas consultas.
    2. Creemos en la eficacia de los enlaces internos para los sitios web “fuertes”. En otras palabras, creemos que los sitios web con páginas “poderosas” pueden canalizar parte de ese “poder” a otras páginas a través de enlaces internos, lo que les ayuda a posicionarse más alto en Google.
    3. Creemos que una página en un sitio web “débil” se situará por encima de otra en un sitio web “fuerte” si tiene más backlinks de alta calidad que aquella.

    Aquí en Ahrefs, tenemos nuestra propia métrica de “autoridad de dominio” llamada Domain Rating (Rating del Dominio o DR), pero se basa exclusivamente en los enlaces. La manera en que Google mide la “autoridad de dominio” probablemente incluye muchos factores distintos a los enlaces.

    Hablando de factores de enlace …

    Hace algunos años, hicimos un estudio de correlación y comparamos gráficamente los factores de enlace a nivel página con los factores a nivel dominio:

    Conclusión: Los factores a nivel de página se correlacionan con mucha más fuerza que los factores a nivel de dominio.

    En cierta forma esto confirma lo que dijo John Mueller en ese tweet que compartí anteriormente. Google intenta ser tan detallado como le es posible con sus métricas.

    CONCLUSIÓN CLAVE

    Los sitios web con “alta autoridad” son esencialmente marcas que la gente conoce, en las que confía y en las que, por lo tanto, hace clic.

    Por ejemplo, si buscas noticias, entonces es muy probable que hagas clic en los resultados de la BBC o CNN antes que en un blogger cualquiera. Si buscas SEO, entonces es muy probable que hagas clic en los resultados de Ahrefs, Moz, SEJ, etc. Google claramente premia a los resultados de búsqueda que las personas tienen mayor propensión a visitar.

    Entonces, va a ser más difícil posicionarse en las SERPs que cuentan con una gran cantidad de “grandes nombres” en tu nicho, pero no imposible. Nuestros datos dicen que es posible posicionarse por encima de páginas con dominios de alta autoridad a través de páginas “fuertes” (es decir, las que tienen un montón de backlinks de alta calidad) en dominios más “débiles”. Eso es a menos que en verdad los usuarios tengan cero motivación de hacer clic en tu sitio por encima de las marcas conocidas que ven a tu lado en los resultados de búsqueda.

    No huyas de las palabras clave de alta dificultad

    La mayoría de los artículos sobre investigación de palabras clave  te dicen que evites palabras clave de alta dificultad en favor de aquellas con altos volúmenes de búsqueda y bajo nivel de dificultad.

    Esto hace sentido totalmente. Pero la realidad es que el número de estas palabras clave en cualquier nicho particular es increíblemente bajo. Así que, una vez que no puedas encontrar ninguna de ellas, tal vez concluyas que la investigación de palabras clave simplemente no funciona para ti.

    Esa es la actitud equivocada.

    La dificultad de palabras clave no tiene la intención de desalentarte en tu intento por posicionar una determinada palabra clave. Su objetivo es ayudarte a estimar los recursos necesarios para posicionarla.

    Si tratar de rankear una palabra clave es vital para tu negocio, tienes que hacerlo, sin importar lo que se necesite.

    Hace cinco años, cuando heredé el blog de Ahrefs, no vi un montón de palabras clave “fáciles” por posicionar. Las mejores ya habían sido “tomadas” por los otros grandes nombres en nuestro nicho.

    Pero mira el crecimiento de nuestro tráfico de búsqueda en los últimos cinco años:

    No logramos ese nivel de éxito escogiendo selectivamente palabras clave de baja dificultad. Hicimos todo lo contrario. Luchamos con los grandes por las palabras clave altamente competitivas desde el mismo comienzo.

    ¿El posicionamiento se dio de manera rápida y en grandes cantidades? Para nada. No somos una historia de éxito de la noche a la mañana de ninguna manera. Pero ese nunca fue nuestro objetivo.

    Nuestro objetivo fue crear el mejor Blog de SEO en nuestra industria, y sabíamos que llevaría tiempo.

    En el SEO, el pensamiento a corto plazo es el mayor enemigo del posicionamiento a largo plazo.

    … así que no huyas de las palabras clave aparentemente competitivas que tienen el potencial de detonar tu crecimiento empresarial. 🙂

     

    Tra­duci­do por Prime Web México. Llega a nuevos clientes todos los días con tu sitio web.

    Shows how many different websites are linking to this piece of content. As a general rule, the more websites link to you, the higher you rank in Google.

    Shows estimated monthly search traffic to this article according to Ahrefs data. The actual search traffic (as reported in Google Analytics) is usually 3-5 times bigger.