Como ser un experto SEO en 8 pasos

Avatar
Jefe de Contenido de Ahrefs (o también se puede decir que soy el responsable de asegurar que cada entrada del blog que publiquemos sea ÉPICO).
     ¿Quieres convertirte en un experto SEO pero no sabes por dónde empezar?

    La demanda de profesionales de SEO es mayor que nunca y la tarifa media por hora, en el caso de Europa (incluyendo datos de España), se sitúa en un rango entre 35 € y 129 €, por lo que existe un claro incentivo económico para ser bueno en la práctica del SEO.

    Pero como no hay universidades que ofrezcan títulos en SEO, depende de ti labrarte tu propio camino en el sector. 

    En esta guía, aprenderás a introducirte en este campo y a iniciar tu camino para convertirte en un experto SEO en 8 sencillos pasos.

    ¿Qué entendemos realmente por “experto SEO”?

    Experto es un término relativo. Puede que me veas como un experto SEO, pero alguien con más experiencia como Rand Fishkin casi seguro que no.

    En realidad, no importa cuánto aprendas sobre SEO, siempre habrá alguien que sepa más.

    Por esa razón, tu objetivo no debería ser convertirte en un experto en SEO per se. Debería ser aprender lo suficiente para obtener resultados de forma consistente.

    8 pasos para convertirte en un Experto SEO

    Sigue este sencillo proceso para pasar de novato SEO a profesional del SEO:

    1. Aprende cómo funcionan los motores de búsqueda
    2. Entiende los tres factores clave de posicionamiento
    3. Domina los cuatro pilares principales del SEO
    4. Lanza un sitio web
    5. Descifra el nicho de mercado
    6. Crea sistemas y delegar
    7. No dejes de aprender nunca
    8. Sé paciente

    El índice de Google contiene billones de páginas web, construido principalmente a partir del rastreo de la web.

    Cuando escribes una búsqueda en Google, éste extrae todas las páginas de su índice que coinciden.

    Como a menudo hay millones de resultados relevantes, el algoritmo de Google los clasifica en función de cientos de factores. Nadie conoce todos estos factores ni cómo se ponderan, pero sí sabemos de algunos.

    Nota al margen.
     El SEO sólo influye en los llamados resultados orgánicos. No afecta a los anuncios de pago. 

    Descubre más sobre los factores de posicionamiento en este post.

    Mucha gente se atasca optimizando factores de posicionamiento que no son tan importantes. Así que antes de empezar a obsesionarte con la velocidad de las páginas o las etiquetas de los títulos, asegúrate de que estás al tanto de los tres factores más importantes.

    Relevancia

    Este punto se refiere a lo bien que el contenido de tu página responde a la intención de búsqueda de usuario. 

    Si alguien escribe en Google “cómo hacer aceite de lavanda”, Google no te devolverá páginas sobre coches porque eso es irrelevante. 

    Pero la relevancia va más allá. Tu página también debe coincidir con el tipo de contenido que la gente quiere ver. 

    Por ejemplo, una persona que busca “cómo hacer aceite de lavanda” quiere un tutorial. No busca comprar aceite de lavanda ya hecho. Por eso todos los resultados de la primera página son entradas de blog, no páginas de productos.

    Atender al “por qué” de una consulta es lo que se conoce como optimización para la intención de búsqueda.

    Autoridad

    Esto se reduce en gran medida a los backlinks.

    Google ve los enlaces como votos de confianza. Cuantos más backlinks de alta calidad tenga tu dominio, más posibilidades tendrás de posicionarte.

    Los mejores backlinks tienen dos atributos clave: autoridad y relevancia.

    • La autoridad se relaciona con el poder del dominio y la página web que enlaza. En Ahrefs, tenemos dos métricas para medir esto: el Domain Rating (rating de dominio) y el URL Rating (rating de URL). Los mejores enlaces son los que provienen de páginas con alto nivel de UR.
    • La relevancia tiene que ver con la temática del sitio y la página web que enlaza. Por ejemplo, si un post sobre la fabricación de aceite de lavanda tiene dos backlinks, uno desde un blog de tecnología y otro desde un sitio web de salud, el del sitio de salud es probablemente más relevante. Sin embargo, la relevancia a nivel de página también es importante. Si la página que enlaza el sitio web de tecnología es sobre un tema relevante como los mejores difusores inteligentes, y la del sitio web de salud es sobre un tema no relacionado como el culturismo, entonces el enlace del sitio web de tecnología puede ser más relevante.

    Utilidad

    El objetivo de Google es mostrar el mejor resultado en la primera posición. Esto significa que no es suficiente con satisfacer la intención de búsqueda. Tu contenido tiene que ser el que más se merezca el primer puesto. 

    Pero lo que constituye la calidad y la utilidad depende de la propia consulta de búsqueda. Por eso, lo mejor es revisar las páginas que ocupan actualmente los primeros puestos y ver qué tienen de bueno y qué de malo.

    Por ejemplo, esta calculadora funciona bien en la versión de escritorio pero carece de utilidad para los visitantes en dispositivos móviles por no estar en diseño responsive:

    Piensa en el SEO como un puzzle con múltiples piezas. Entender cómo encajan es un conocimiento esencial para cualquier profesional del sector. 

    Las cuatro piezas son:

    1. Investigación de palabras clave;
    2. SEO On-page
    3. Link building;
    4. SEO técnico

    Repasemos lo que implica cada una de ellas. 

    Keyword research o Investigación de palabras clave

    La investigación de palabras clave consiste en encontrar palabras y frases relevantes que la gente escribe en los motores de búsqueda como Google. 

    En general, debe centrarse en palabras clave que:

    1. Tengan “potencial de tráfico” (es decir, que puedan enviarte tráfico orgánico si posicionas por ellas);
    2. Tengan “valor de negocio” (es decir, que puedan atraer a clientes potenciales);
    3. Y que no tengan demasiada competencia 

    Para encontrar palabras clave que se ajusten a lo anterior, introduce algunas ideas en el Explorador de palabras clave de Ahrefs y echa un vistazo a uno de los informes de ideas de palabras clave. 

    Para cada palabra clave, verás algunas métricas importantes:

    • Volumen de búsqueda: el número medio de personas que buscan la palabra clave cada mes;
    • Dificultad de la palabra clave (KD): la dificultad estimada para posicionar en la primera página de Google en una escala de 0 a 100;
    • Clics por búsqueda (CPS): es la relación entre el volumen de Clics y el volumen de búsqueda de palabras clave. Indica cuántos resultados de búsqueda diferentes reciben clics, en promedio, cuando las personas buscan la palabra clave de destino en un país determinado.

    Las mejores palabras clave son las que tienen un alto potencial de tráfico (es decir, un alto volumen de búsquedas y clics), un alto valor comercial y una baja dificultad para posicionar.

    SEO ON-page

    El SEO on-page es la práctica de optimizar las páginas web para ayudar a mejorar la posición y atraer más tráfico orgánico de los motores de búsqueda.

    Algunos ejemplos son:

    • Optimizar los contenidos para la intención de búsqueda;
    • Utilizar palabras clave derivadas en las etiquetas de los títulos;
    • Redactar meta títulos y meta descripciones atractivas;
    • Utilizar etiquetas alt descriptivas para las imágenes;
    • Enlazar internamente las páginas que deseamos posicionar.

    Para más información sobre las estrategias de SEO on page, no dudes en consultar este vídeo:

    https://www.youtube.com/watch?v=QP7dikctiic

    Link building

    El link building es el proceso de adquirir nuevos backlinks que apuntan a nuestra web desde sitios web de terceros. Ayudan a mejorar las posiciones y a aumentar el tráfico orgánico, pero también permiten captar tráfico de referencia para tu dominio.

    En estos vídeos, encontrarás varias tácticas de link building muy eficaces: 

    https://www.youtube.com/watch?v=M6crYIyo9‑8

    SEO Técnico

    El SEO técnico implica la optimización de su sitio web para que los motores de búsqueda puedan rastrear e indexar tu contenido de manera eficiente, y los visitantes tengan una experiencia de usuario positiva.

    Algunos ejemplos son:

    Aprende a realizar una auditoría técnica básica del sitio con este vídeo:

    https://www.youtube.com/watch?v=VuHPXqqDDQQ

    No importa cuántos libros de fútbol leas, si no te pones las botas y echas un partido, nunca vas a aprender. 

    Lo mismo ocurre con el SEO. Es necesario conocer la teoría, pero no hay nada que sustituya el ensuciarse las manos y posicionar de verdad un sitio web.

    Para empezar tu propio proyecto, lo único que tienes que hacer es:

    • Elegir un tema que te apasione;
    • Comprar un dominio y un alojamiento;
    • Montar un sitio web básico;
    • Empezar a crear contenido

    A partir de ahí, es cuestión de poner en práctica tus conocimientos de SEO optimizando tu contenido, construyendo algunos enlaces y asegurándote de que tu sitio es técnicamente sólido desde el punto de vista del SEO. 

    Nada te enseñará más sobre SEO que practicarlo.

    Dicho esto, es obvio que esto lleva algo de tiempo, y nada lleva más tiempo que escribir contenido. Así que, si tienes el presupuesto para hacerlo, no hay que avergonzarse de subcontratar contenidos. Sólo asegúrate de dar a su redactor instrucciones claras para que lo que produzca esté optimizado para posicionar. 

    ¿Te sientes tentado a aceptar clientes?

    Imagina que eres un empresario que quiere contratar a un SEO. ¿Querrías contratar a alguien que no ha posicionado un sitio web en su vida? Definitivamente no. Por eso, aunque al principio te sientas tentado a aceptar algunos proyectos como freelance, es injusto poner en riesgo los ingresos de alguien sólo para que tú puedas practicar y perfeccionar tu arte. 

    Si quieres acelerar el proceso de aprendizaje, consigue un puesto de SEO Junior en una agencia respetada.

    Aprendiz de todo, maestro de nada 

    Eso es lo que serás al principio de tu viaje de SEO, ya que tienes que aprender un poco de todo para tener una base sólida en el campo. 

    Sin embargo, con el tiempo, debes superar esta situación.

    Aquí hay dos maneras de hacerlo:

    A. Dominar una habilidad específica dentro del SEO

    Dado que el SEO es un campo tan amplio, no tendrás tiempo de convertirte en un experto tanto en la creación de enlaces como en el SEO técnico. Existe tan poco solapamiento entre los dos que mejorar una habilidad no implica mejorar en la otra.

    En su lugar, deberías convertirte en lo que se conoce como un experto SEO en “forma de T”.

    Ser un experto SEO en forma de T significa que tienes amplias habilidades en todo lo relacionado con el mundo del SEO, pero que destacas en un área en particular.

    Marie Haynes es un fantástico ejemplo de profesional del SEO en forma de T. Está especializada en la recuperación de penalizaciones de Google y en la consulta de algoritmos. Ella no hace link building. No hace SEO on-page. Audita sitios web con caídas de tráfico para averiguar qué ha ocurrido y ayudar a los propietarios de la web a reconducir la situación. 

    Algo similar ocurre con Laura Lopez. Ella es una SEO técnico especializada en temas de rastreo e indexación.Otro buen ejemplo de SEO en forma de T en el mercado español. 

    Seeker Digital, una agencia especializada en la tareas de “outreach” para crear enlaces, es otro buen ejemplo. 

    B. Dominar el SEO para una Industria o nicho de mercado

    El SEO para agentes inmobiliarios requiere un enfoque completamente diferente al del SEO para ecommerce.

    Para una inmobiliaria, las prioridades podrían incluir la creación de un perfil de Google My Business y la inclusión en directorios populares del sector. Para una tienda online, es probable que la optimización de las páginas de productos y categorías sea lo más importante.

    Convertirte en el experto SEO para un tipo de negocio es una buena forma de perfeccionar tus habilidades y tu oferta de clientes. Además, puede ser muy lucrativo.

    Un ejemplo: Esta empresa se dedica al posicionamiento web de bufetes de abogados especializados en lesiones personales y factura más de 275.000 dólares al mes, y eso con sólo 15 empleados:

    Así que, aunque podría crear un negocio rentable prestando servicios de SEO a todo tipo de empresas, es más fácil perfeccionar tus habilidades cuando te centras en un único nicho.

    Sólo tienes que asegurarte de que el nicho que eliges es al mismo tiempo lucrativo e interesante para ti. Por ejemplo, si te interesa el sector inmobiliario, podrías ofrecer servicios de SEO para empresas inmobiliarias. Es un nicho en el que el dinero fluye con bastante libertad y las empresas siempre buscan una ventaja.

    Cuanto más aprendes sobre SEO, más te das cuenta de que no hay suficientes horas en un día para hacerlo todo tú solo. 

    Pero incluso si las hubiera, seguiría siendo ineficiente hacerlo todo tú mismo.

    Ser un “experto en SEO en forma de T” significa que hay personas que están mejor capacitadas para manejar la mayoría de las tareas de SEO. Delegar esas tareas en las personas adecuadas libera tu tiempo para dedicarlo a las cosas que mejor sabes hacer y que más te gustan.

    Por ejemplo, si tu experiencia radica en la búsqueda de palabras clave y en la redacción de contenidos que posicionan en los resultados, es a eso a lo que debes dedicar tu tiempo. Puedes contratar a alguien que se encargue de tareas como la creación de enlaces y el SEO técnico. 

    Además de ahorrar tiempo, tus clientes obtendrán un mejor servicio, ya que contarán con personas altamente especializadas trabajando en cada aspecto del SEO.

    Sin embargo, más personas significa coordinar más partes independientes, lo que puede llevar con facilidad a que alguna tarea se traspapele y quede sin ejecutar.

    Crear sistemas es la mejor manera de mantener a todos en la misma página. Esto implica emplear checklist de control de tareas SEO o SOP (Procedimientos Operativos Estandarizados) que debes utilizar en cada proyecto para mantener una buena dirección..

    Aquí tienes un sistema para generar un flujo constante de backlinks de alta calidad para empezar:

    https://www.youtube.com/watch?v=0YFasxRCD00

    El SEO avanza rápido. Google siempre está realizando cambios en sus algoritmos. Aqui tienes un historial de actualizaciones de Google desde 2015.

    Aunque muchas de estas actualizaciones fueron relativamente menores para los usuarios, te da una idea precisa de lo rápido que pueden cambiar las “mejores prácticas” en SEO. Dicho esto, tratar de estar al tanto de cada pequeño cambio que hace Google es probable que sea un esfuerzo en vano, por lo que es mejor mantenerse centrado en los aspectos fundamentales.

    En otras palabras, en lugar de perseguir los cambios del algoritmo, persigue lo que el algoritmo está tratando de hacer: proporcionar el mejor y más relevante contenido a los usuarios. De este modo, no tendrás que preocuparte tanto por las actualizaciones y las penalizaciones.

    ¿Significa eso que no debes hacer contactos y seguir a los expertos para ampliar tus oportunidades y estar al tanto de nuevas y valiosas estrategias? Por supuesto que no. Así que aquí tienes algunas formas de hacerlo:

    Elige los que más te atraigan, pero no te pases. Sigue el principio de Pareto y dedica el 80% de tu tiempo a hacer y el 20% a aprender.

    K Anders Ericsson afirmó que se necesitan 10.000 horas de práctica para dominar una nueva habilidad. ¿Se puede tardar menos? Posiblemente. Pero la cuestión es la siguiente: convertirse en un experto en SEO no es  de un día para otro.

    Así que no te sientas mal si tu contenido no llega a la primera página en las primeras dos semanas. 

    Es poco probable que eso ocurra, según nuestras investigaciones.

    Sin embargo, si creas buen contenido, optimizas tus páginas, sigues las mejores prácticas de búsqueda de palabras clave y consigues suficientes enlaces de alta calidad, tus páginas empezarán a posicionar.

    Así que sigue trabajando, mantén la calma y no te rindas. 

    ¿Tienes preguntas? Contacta con nosotros por twitter y te responderemos encantados.